Recorrido por Bélgica; Bruselas, Gante, Amberes y Brujas

 

 RUMBO A BÉLGICA

 

En plenas fiestas navideñas, emprendimos la marcha para visitar Bélgica, en concreto Bruselas, Gantes, Amberes y Brujas.
Tomamos un vuelo low cost de Ryanair y casi 3 horas después llegamos a Bruselas Charleroi, un aeropuerto que esta casi a 1 hora de Bruselas donde opera Ryanair. Justo al salir del aeropuerto se encuentra la parada de bus, el cual tomamos para trasladarnos a Bruselas. Tardamos cerca de 1 hora en llegar a la estación de Bruselas Midi, podréis adquirir el billete con antelación por internet más barato en su web.
Desde la estación tomamos el metro hasta la estación de Shumman, tritemente recordada por los atentados terroristas, que es donde reservamos el hotel.

El hotel elegido fue el First Euroflat Hotel un hotel con habitaciones amplias, con cocina (sin un solo utensilio) y a 4 paradas en metro del centro de Bruselas (unos 5 minutos). Llegamos ya tarde así que optamos por cenar y descansar para el día siguiente.

 

VISITA A BRUSELAS

 

Nos levantamos muy temprano, y habiendo planificado previamente nuestra visita de Bruselas, emprendimos el camino para visitar los alrededores del hotel. En la zona europea hay más bien poco que visitar ya que solo son edificios enormes de oficinas.

Justo al lado de la zona europea esta el Parque del Cincuentenario con su majestuoso Palacio del Cincuentenario el cuál tiene un Arco del Triunfo con una cuadriga de bronce que recuerda muchísimo a la Puerta de Branderburgo de Berlín.

 

bruselas-belgica

 

fotos belgica camara david 029 - copia

 

Atravesamos el parque y tomamos el metro hasta el Parque de Bruselas. En sus alrededores pudimos contemplar el Parlamento Belga y el Palacio Real, uno de los palacios más bellos del mundo, donde no viven los reyes desde 1831.
Desde la derecha del palacio subimos hacia la zona más alta de la ciudad donde está el Palacio de Justicia. Antes de llegar al palacio pasamos por la fantástica iglesia gótica de Notre Dame du Sablon, una pequeña y coqueta iglesia en frente de la cuál había un jardín más bello aún.

Al llegar a la zona más alta, además de disfrutar de las espectaculares vistas, nos quedamos sorprendidos con la majestuosidad del Palacio de Justicia, uno de los mayores de toda Europa. Su vestíbulo era imponente al igual que las escalinatas exteriores que llevaban a la parte superior, flanqueadas por dos estatuas también muy impresionantes.

 

Palacio Real (Bruselas)

 

fotos belgica camara david 046 - copia

 

VISITANDO EL MANNEKEN PIS Y COMIENDO GOFRES

 

Después de visitar el Palacio de Justicia regresamos por la misma calle que habíamos tomado, hasta la altura de la iglesia de Notre Damen du Sablon. Allí, giramos a la izquierda por una calle llena de pastelerías en cuyos escaparates habían expuestos chocolates de mil formas (de Santa Claus, de animales, de casitas etc…). Esta calle nos llevo directos al famoso Manneken Pis, una pequeñísima estatua de un niño haciendo pis en la pila de una fuente.

Habíamos leído que al muñequito lo vestían en navidad con ropas de Santa Claus pero cuando llegamos nos lo encontramos en pelota picada, eso si, la pila estaba adornada de forma navideña. Había multitud de turistas para ver al pequeño y tuvimos que esperar un rato para sacar una foto.

Justo en la esquina del Manneken Pis hay dos puestos de venta de gofres, mi consejo es que los probéis , ya que seguramente serán los mejores gofres de Bélgica. Comimos unos cuantos en nuestro viaje, pero, ¡¡como esos ninguno!!. Existen numerosos puestos de gofres por toda Bélgica de hay que huela a chocolate por todas partes.

 

Manneken Pis Bruselas (Belgica)

 

Chocolate Bruselas (Belgica)

 

IMPRESIONADOS CON LA GRAND PLACE

 

El Manneken Pis esta justo al lado de la conocida Grand Place, el corazón de Bruselas, una bella plaza en la que se sitúan edificios históricos como la casa de Victor Hugo, la Casa del Rey, el Ayuntamiento o las sedes gremiales, sin duda la visita más recomendable de Bruselas. En navidad hacen un espectáculo todos los días de luz y sonido por lo que el centro de la plaza estaba tomado por altavoces, vallas y andamios. Justo detrás de la Grand Place se encuentran las Galerías Saint Hubert, las galerías más antiguas de Europa, repleta de tiendas exclusivas, bares y cafeterías, pero bueno….no dejan de ser unas galerías comerciales más.

 

DISFRUTANDO DE LA CERVEZA BELGA

 

Después de tanta visita llega la hora de probar la famosa cerveza belga. Cerca de la Grand Place esta el conocidísimo “Delirium Tremens”. Tenéis que tener en cuenta que hay varios Delirium, de hecho en el mismo callejón hay por lo menos 3 o 4 distintos. Allí pudimos probar cervezas típicas como la Stella, Kwak y la buenísima cerveza de cereza Kriek.

Ya con las pilas cargadas, y bueno….un poco contentos, salimos del establecimiento y nos encontramos, en ese mismo callejón, con la estatuilla de Jeanneke Pis. Es decir como el Manneken pero en su versión femenina, la estatuilla esta un poco escondida, expuesta en una especie de ventana con rejas y cristales.

 

Grand Place Bruselas (Belgica)

 

Jeanneke Pis Bruselas (Belgica)

 

Delirium Tremens Bruselas (Belgica)

 

Realizamos, la que sería la última visita del día, la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula (Catedral de Bruselas), un bello edificio gótico en cuyo interior se exponían belenes de distintos países del mundo. El resto del día lo dedicamos a callejear por el centro para ver el alumbrado navideño y algún que otro mercado, ya que habíamos concluido visita de Bruselas para ese día.

 

VISITA A GANTE

 

Nos levantamos temprano y nos dirigimos a la estación de Bruselas Central. Allí, al ser mayores de 26 años, compramos la Rail Pass, un bono válido para diez viajes sencillos con posibilidad de transbordo y de ser utilizado por más de una persona. Antes de montar al tren hay que rellenar el bono con la estación de salida, la de llegada y la fecha (tendréis que rellenar tantas lineas como pasajeros seáis). Hay que hacerlo antes de montar al tren porque si os pilla el revisor os multará. Si sois menores de 26 podréis adquirir la Go Pass 10 que es igual que la Rail Pass pero cuesta algo menos que este último.

En Bruselas Central tomamos el tren rumbo a Gante y en tan solo 35 minutos llegamos a esta bella ciudad, que es junto con Brujas el principal centro turístico en Bélgica.
Desde la estación al centro se puede ir caminando pero optamos por tomar el tranvía, y en 8 minutos llegamos al centro. Nuestra primera impresión fue que estábamos en una ciudad de cuento de hadas, muy bonita y coqueta, solo estropeada por las catenarias del tranvía, las cuales no te permitían hacer una foto en condiciones.
La visita la comenzamos en Korenmarkt una plaza muy animada, adornada con un enorme árbol de navidad en el centro, puestecitos y alguna que otra atracción para niños. Todo, a los pies de la bonita Iglesia de San Nicolás, el antiguo edificio de correos y la Casa Gremial de los albañiles coronada por seis bufones.

Exceptuando el castillo de Gante, todos los edificios representativos están agrupados en una misma zona, y mires donde mires solo ves preciosos edificios.

 

Iglesia de San Nicolas Gante (Belgica)

 

Casa Gremial de los Albañiles Gante (Belgica)

 

Edificio de correos Gante (Belgica)

 

 VISITA AL CORDERO MÍSTICO

 

Bajando la calle nos encontramos con el Ayuntamiento, un espectacular edificio del Gótico Flamígero (C/ Botermarkt 1), y con el Belfort un campanario de 91 metros del siglo XIV en el que para subir deberéis pagar una entrada.

Seguido al campanario encontramos la Catedral de San Bavón (Sint-BaafsKathedral) lugar donde fue bautizado Carlos V y donde se encuentra el famoso políptico  “La Adoración del cordero Místico” de los hermanos Van Eyck. Algo que nos resulto muy curioso es que cualquier visitante podía abrir y cerrar a su antojo el políptico sin que nadie estuviera vigilando para que no lo dañen. La catedral es muy curiosa con estandartes medievales,esculturas de santos y un bonito púlpito barroco. La entrada es gratuita.

 

Ayuntamiento Gante (Belgica)

 

Belfort Gante (Belgica)

 

"La Adoración del cordero Místico" hermanos Van Eyck Gante (Belgica)

 

Después de visitar la catedral, hicimos una parada para probar las típicas patatas fritas belgas. Continuamos caminando calle abajo hasta el Palacio Episcopal y el Castillo de Gerardo el Diablo del siglo XIII, que alberga hoy en día los Archivos del Estado.

 

Castillo de Gerardo el diablo Gante (Belgica)

 

ALUCINANDO EN EL PUENTE DE SAN MIGUEL

 

Después de ver el castillo, volvimos sobre nuestros pasos hasta llegar al puente de San Miguel, donde pudimos contemplar una de las postales más bellas de Gante. Desde el puente se puede ver las tres torres; la de la Iglesia de San Nicolás, el Belford y la torre de la Catedral de San Bavón, además de los Muelles de las Hiervas y de los Granos. ¡¡Precioso!!. En la orilla contraría pudimos contemplar la Iglesia de San Miguel, un edificio de grandes dimensiones realizado al estilo Gótico que estaba pensado para que llegase a medir unos 134 metros, pero se quedó en tan solo 24.

 

Vistas desde el puente de San Miguel Gante (Belgica)

 

Muelle de las Hiervas y de los Granos Gante (Belgica)

 

SUSTITUIMOS LA VISITA AL CASTILLO POR MÁS CERVEZAS

 

Caminando por una de las orillas del Muelle de las Hiervas llegamos al Castillo de Gante (Gravensteen), una fortaleza que fue residencia de los Condes de Flandes y posteriormente una prisión. Nos planteamos visitar el interior del castillo pero no nos convenció la publicidad expuesta en el exterior por lo que decidimos no entrar. Justo en frente está la antigua lonja del pescado con una impresionante puerta del año 1689 en la que Neptuno vigila a dos estatuas alegóricas de los ríos ganteses, el Escalda y el Lys. En este punto se encuentra una oficina de turismo.
Desde el castillo tomamos dirección calle abajo hasta llegar a la Plaza de Viernes (Vrijdagmarkt), una impresionante plaza con una escultura en el centro de un tal Jacobo de Artevelde (un héroe de Gante). Allí hicimos una parada en Dulle Griet una de las cervecerías más recomendadas de Gante donde pudimos tomas unas Kriek.

 

Vrijdagmarkt Gante (Belgica)

 

Al terminar en Dulle Griet decidimos ir a almorzar. Para ello optamos por un establecimiento que está en frente del antiguo edificio de correos, fue una gozada comer con esas vistas.

Cuando terminamos de almorzar había oscurecido por lo que nos dedicamos a ver la magnífica iluminación de los edificios y del puente de San Miguel antes de volver a Bruselas.

 

Gante Nocturno (Belgica)

 

Muelle de las hiervas y de los granos Gante (Belgica)

 

 VISITA A AMBERES

 

Día 31 de Diciembre, último día del año, antes de ir a visitar Amberes fuimos a ver lo único que nos faltaba por visitar de Bruselas, el Atomium. Se trata de una estructura de 103 metros de altura construida para la exposición de 1958. Está algo alejado del centro, pero mereció la pena, nos impresionó bastante ya que nos lo esperábamos más pequeño.

 

Atomium Bruselas (Belgica)

 

Finalizada la visita al Atomium, tomamos el tren rumbo a Amberes. En 30 minutos llegamos a la bonita estación de la ciudad, tomamos la avenida De Kayser Lei, que estaba en frente de la estación. Caminamos en línea recta hasta una calle peatonal preciosa repleta de tiendas y centros comerciales con espectaculares escaparates.
A mitad de la calle había una escultura de un águila y justo al lado la Casa Museo de Rubens. Continuamos calle abajo y callejeando llegamos hasta Groenplaats, plaza donde se encuentra la mayor catedral de Bélgica, un imponente edificio del siglo XIV. Justo en medio de la plaza, se situaba un impresionante árbol navideño, y en los alrededores numerosos restaurantes, pizzerías y hamburgueserías.
Al lado de la Groenplaats se encuentra la Plaza Mayor o Grote Markt, una bellísima plaza llena de edificios renacentistas y donde se encuentra el espectacular Ayuntamiento repleto de banderas. Justo delante del Ayuntamiento, se sitúa la espectacular estatua de Brabo. Esta plaza es sin duda, una de las plazas más bellas que pudimos visitar durante todo nuestro viaje, muy recomendable.

 

Estatua del Aguila Amberes (Belgica)

 

 

Grote Markt Amberes (Belgica)

 

¡NOS ENCONTRAMOS CON UN GIGANTE!

 

Tomamos la avenida Suikerrui (a la izquierda de Grote Markt) y llegamos directos al río. Allí había un mercado navideño y justo al lado del mercado el Castillo de Amberes. Un pequeño y bonito castillo del siglo XIII que fue residencia de Rubens hasta su muerte, con una curiosa escultura justo delante de un gigante en honor al río Escalda, y un cristo en su patio interior. Una vez visitado el castillo, habíamos concluido toda nuestra visita a Amberes. Comimos algo y emprendimos rumbo hacia Bruselas, había que prepararse para las campanadas.

 

Castillo de Amberes (Belgica)

 

FIN DE AÑO EN BRUSELAS

 

La cena la íbamos a tomar en el tan recomendado Chef León, pero ya que en el hotel había cocina decidimos cenar allí.

Sobre las 22:30 nos fuimos al centro, para intentar entrar en la Grand Place, ¡¡algo que fue imposible!!. Las calles estaban repletas de gente y era imposible acceder a la plaza, la policía lo impedía debido a que estaba llena. La sensación de inseguridad era increíble, muchísimo inmigrante con muy mala pinta, y por todos lados te tiraban a los pies petardos de esos de los que hacen un gran estruendo. Todos los bares estaban repletos, por lo que después de tomar las uvas (allí no hay campanadas solo una cuenta atrás), y de ver los fuegos artificiales, nos marchamos al hotel.

 

VISITA A BRUJAS

 

Abandonamos muy temprano el hotel de Bruselas y nos despedimos de la ciudad. Ese día íbamos a hacer noche en la que es sin duda “la joya de Bélgica”, la ciudad de Brujas, patrimonio de la UNESCO y una de las ciudades más románticas del mundo.

De Bruselas a Brujas tardamos aproximadamente una hora. Al llegar tomamos un taxi para dirigirnos hacia el Europ Hotel, un pequeño y céntrico hotel, aceptable para pasar solo una noche. Dejamos las maletas y nos dispusimos a visitar la ciudad de Brujas.

Nuestra primera impresión es que la ciudad era una joya, una ciudad medieval, con canales, muy romántica en la que pasear era una autentica gozada. El único impedimento fue el tiempo, ya que durante todo este primer día estuvo lloviznando, lo que nos impidió disfrutar plenamente de la ciudad y nos dio una sensación de oscuridad.
Callejeando y contemplando los canales nos dirigimos a la Plaza Mayor ( Grote Markt ), centro neurálgico de Brujas y una plaza que nos dejo sin palabras. La plaza estaba presidida por el Belfort, una torre de 83 metros y desde la que se obtienen las mejores vistas de la ciudad. Tenía una enorme pista de patinaje en el centro junto con un pequeño mercado navideño. Unas casitas con tejados en escalera se ubican en el lado opuesto al Belfort, y el imponente edificio de la Corte Provincial (Provinciaal Hof) se sitúa en uno de los laterales.

 

Belfort Ciudad de Brujas (Belgica)

 

Grote Markt Ciudad de Brujas (Belgica)

 

fotso mv bruselas 903

 

VISITANDO LA BELLA CAPILLA DE LA SANTA SANGRE

 

Muy cerca de la Grote Markt esta la Plaza Burg, una pequeña y coqueta plaza donde se encuentran edificios muy representativos como el Ayuntamiento y la Basílica de la Santa Sangre, además de otros edificios con tejados en escalera. En medio de la plaza se situaba un árbol de navidad enorme.
La basílica nos despisto en un principio ya que no tenía pinta de basílica ni de nada que se le parezca. De su fachada colgaban unas hermosas esculturas doradas. Al acceder a su interior nos quedamos muy sorprendidos, estaba decorada con murales, todo muy colorido, y en su altar, colocada en un frasco dentro de un cilindro, la reliquia de la sangre de Cristo.

 

Basílica de la Santa Sangre Ciudad de Brujas (Belgica)

 

¡NOS TOPAMOS CON UNO DE LOS RINCONES MÁS BELLOS DE EUROPA!

 

Desde la Plaza de Burg tomamos una pequeña calle por la que llegamos a la pequeña Plaza de los Curtidores. Un poco más adelante nos encontramos el que es sin duda el lugar más fotografiado de la ciudad de Brujas “El balcón de Brujas” o “Muelle del Rosario”. No me extraña en absoluto ya que es uno de los rincones más bellos de la ciudad y yo diría que de Europa. Debido a que comenzó a llover más fuerte decidimos parar para comer algo.

 

Muelle del Rosario Ciudad de Brujas (Belgica)

 

Tras la comida, seguimos el canal y llegamos a la Iglesia de Nuestra Señora ( Onze Lieve Vrouwekerk) cuya torre con 122 metros es la más alta de toda bélgica. Por un portón accedimos a un precioso patio del que nos quedamos encantados.

 

Iglesia de nuestra Señora Ciudad de Brujas (Belgica)

 

EL MUNDO MÁGICO DE DISNEY

 

Una vez que visitamos este bello patio, nos dedicamos a callejear un rato y nos dirigimos a una exposición de esculturas de hielo de Disneyland situada al lado de la estación de tren. El precio de la entrada fue de 20€ y constaba de tres carpas a cinco grados bajo cero con figuras de las pelis de Disneyland.

Al salir de la exposición ya había oscurecido, tomamos un chocolate para entrar en calor y de nuevo emprendimos la marcha hacia la Grote Markt. Al llegar nos encontramos la plaza fantásticamente iluminada por navidad, aprovechamos la tarde para comprar algunos souvenirs y chocolate en alguna de las tiendas de los alrededores de la plaza.

 

 

Esculturas de hielo Ciudad de brujas (Belgica)

 

 Una vez realizadas las compras, fuimos a tomar una cerveza. En principio intentamos probar con una de las cervecerías recomendadas en las guías, pero estaba repleta de gente por lo que decidimos probar suerte en otra, ¡¡y acertamos plenamente!!.
Desde el Grote Markt hay una pequeña calle que conecta con un pequeña plaza llena de pubs. Entramos en un pequeño establecimiento de la esquina. No recuerdo el nombre pero si puedo decir que tenían una enorme variedad de cervezas (incluso de sabores como piña, mora, naranja,sandia…)¡¡y la atmósfera era perfecta!!. Más tarde y puesto que comenzó a llover fuertemente cenamos en un restaurante de comida rápida de Grote Markt y nos marchamos a descansar.

 

ÚLTIMO DÍA EN BRUJAS DISFRUTANDO DEL LAGO DEL AMOR

 

Última mañana en la ciudad de Brujas, amaneció un día esplendido. Abandonamos el hotel muy temprano, dejamos las maletas en las consignas de la estación y fuimos a dar un paseo.

Con el sol, nuestra percepción de la ciudad había cambiado completamente. Lo que nos pareció el día anterior una ciudad nostálgica y romántica, un poco oscura, se torno en una ciudad luminosa, alegre, pero igualmente romántica.

En frente de la estación se encuentra el “Lago del Amor” un bonito lago lleno de cisnes, sin duda el lugar más romántico de Brujas. Cruzando un pequeño puente accedimos al Beaterio, un remanso de paz con un patio central rodeado de bonitas casas blancas, y una pequeña iglesia en la que el olor a……¿viejo?, era insoportable.
Después de hacer “mil fotos”, paseamos un rato para contemplar la ciudad y sus escaparates repletos de chocolate. Comimos un gofre y nos dirigimos de nuevo a la estación para tomar el tren hacia Bruselas Charleroi donde tomamos de nuevo el avión rumbo a Sevilla.

 

Lago del Amor Ciudad de Brujas (Belgica)

 

Lago del Amor Ciudad de Brujas (Belgica)

 

Lago del Amor Ciudad de Brujas (Belgica)

 

Lago del Amor Ciudad de Brujas (Belgica)
 Chocolate Ciudad de Brujas (Belgica)
 Ciudad de Brujas (Belgica)

 

CONCLUSIÓN

 

Visitar Bélgica es viajar a un pequeño país donde por todos lados huele a chocolate, donde los cortos trayectos en tren te permiten visitar cualquier ciudad en un puñado de minutos, un país con ciudades románticas y medievales como Brujas o ciudades de cuento de hadas como Gante. Un viaje absolutamente recomendable y económico. Eso sí….. para pasar fin de año escogería Brujas en lugar de Bruselas.

 

Enlaces de interés:

bruselas.net tu guía de viajes
sobrebelgica
 

3 Comments
  • Los Viajes de Domi
    Julio 22, 2014

    Hola Francisco, la verdad que aunque Brujas es pequeñita tiene un encanto especial y bien merece dos días. Por otro lado si que te digo que Amberes personalmente no dejaría de visitarla, la parte del Ayuntamiento y la catedral es preciosa, pero igualmente se ve en media mañana, por lo que podríais sacar mediodía para visitarla. Finalmente si que te digo que de las 4 ciudades quizás Bruselas sea la más normalita aunque tiene bellezas como la Grand Place.y todo un símbolo como el pequeñito Manneke Pis, con solo un día os bastaría. Saludos.

  • Anónimo
    Julio 21, 2014

    Hola Domi, viajo con mi familia en agosto a Bélgica. Tu información me ha servido bastante. Mi idea es quedarnos una noche en Bruselas y dedicarle un día y medio a visitarla. Luego nos quedaremos cuatro noches en Brujas y le dedicaremos dos días enteros a Brujas y otro día a Gante. No sé si me recomiendas un día a Amberes y quitárselo a Brujas. Saludos, Francisco.

  • Anónimo
    Marzo 17, 2013

    joe..que envidia que hayas conocido tantos sitios..ademas escribes muy bien..eres muy detallista al describir cada lugar o situacion…como shakespeare.. siempre lo he dicho..lo que hace que un lugar sea maguico es con quien lo compartes… dave..

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *