Cuba; La Habana y Varadero

Nuestro primer viaje a Cuba fue preparado en unos cuantos días, por lo que íbamos un poco a ciegas sin saber exactamente que es lo que nos íbamos a encontrar. Solo teníamos claro que en Cuba visitaríamos La Habana y Varadero.

 

LLEGADA A CUBA (LA HABANA)

 
Partimos desde Madrid en un vuelo de Air Europa destino La Habana. Habíamos adquirido un paquete de viaje por unos 1.000€ que incluía tres noches en La Habana y cuatro noches en Varadero.
Tras nueve horas de vuelo, llegamos al Aeropuerto de La Habana alrededor de las 21:00 hora local. Desde el aeropuerto, con un calor y una humedad increíble, tomamos el bus de Travelplan que nos llevaría a nuestro hotel al cual llegaríamos 30 minutos más tarde.

Lo primero que nos llamó la atención en este primer contacto con La habana fue que las calles eran muy oscuras, había poquísimas farolas y para ser en torno a las 22:00 estaba todo bastante desierto.
El Hotel Vedado Saint John´s es un complejo de dos hoteles, lo mejor de este hotel es sin duda el desayuno tipo buffet y la situación, en plena zona de Vedado justo al lado de la calle 23 donde se concentra toda la vida nocturna de La habana. Lo peor fue la atención del personal, los recepcionistas no eran muy competentes, para resolver un problema con una familia mexicana que no les aparecía en el registro, nos tuvieron más de una hora esperando para chequear. Los tres recepcionistas que había estaban “intentando” resolver el problema con esta familia mientras el resto mirábamos atónitos esperando nuestro turno, ¡¡ un desastre!!. Este hotel no tiene casa de cambio por lo que para cambiar nos remitieron al Hotel Nacional. A todo hay que añadir que el baño era bastante cutre, nos tuvimos que duchar con zapatillas y la vecina del bloque de al lado nos veía cada vez que nos duchamos debido a una ventana en la ducha que no tenía cortina ni nada. Por lo general un hotel muy limitado, básico para dormir y nada más.
Entre una cosa y otra cuando nos acomodamos en la habitación eran las “tantas” de la noche, estaba todo cerrado así que lo único que pudimos cenar eran unos bocadillos que llevábamos en la mochila.

 

Encuentra tu vuelo más económico para viajar a Cuba en este cuadro de búsqueda:
Busca y compara entre miles de vuelos

Puedes encontrar tu hotel ideal en La Habana y Varadero el siguiente cuadro de búsqueda:
 



Booking.com


INTENTANDO CAMBIAR DINERO EN LA HABANA

 

Nos levantamos temprano y nos dirigimos al imponente Hotel Nacional (C/ 21 y O), un hotel con muchísima historia en el que se alojaron personalidades de la talla de Wisnton Churchill, Wall Disney, Frank Sinatra o Ava Gadner, entre otros. Las fotografías de alguno de estos personajes cuelgan en sus fantásticos pasillos. El aire acondicionado lo tenían a todo trapo en todo el hotel excepto en la casa de cambio, por lo que entre la gente que había esperando y el calor, desistimos de la idea de cambiar dinero en este hotel.
Volvimos de nuevo al Hotel Vedado donde habíamos quedado con nuestro guía. Nuestro viaje a Cuba fue, como ya he indicado, un viaje preparado en pocos días por lo que decidimos contratar a Yoander, un chico cubano casado con una malagueña que nos hizo de guía llevándonos a los lugares más importantes de La Habana Vieja.
Desde el hotel, tomamos un taxi compartido para dirigirnos a La Habana Vieja. Estos taxis son los típico coches americanos de las pelis de Grease. Previamente hay que negociar el precio del trayecto, no debéis pagar más de 2-6 pesos cubanos, en esta ocasión tuvo que pagar el guía ya que nosotros aún no habíamos cambiado. Si queréis tomar un taxi común deberéis también negociar el precio, un truco es decir al taxista que es lo que pagasteis en el anterior taxi.

 

La Habana, Cuba

 

La Habana, Cuba
 

¡¡COMENZAMOS LA VISITA A LA HABANA VIEJA!!

 

Comenzamos nuestra visita por La Habana Vieja en el Capitolio, un imponente edificio inspirado en el Capitolio de EEUU que fue construido en un principio para albergar el congreso de la República de Cuba. Desgraciadamente estaba en obras y no pudimos visitarlo por dentro.

Justo al lado del Capitolio se encuentra el Gran teatro de La Habana, un espectacular edificio que albergaba la antigua Casa de Galicia. En esa misma acera también se encuentra el Hotel Inglaterra, el hotel más antiguo de La Habana en cuya terraza exterior se reunían los miembros independentistas cubanos y donde se fraguo parte de la revolución. Justo al lado se encuentra el Hotel Telégrafos, con una cafetería en su patio interior que tenía aire acondicionado, algo que en Cuba se agradece bastante.

Avanzamos por el Paseo del Prado, muy parecido al de Madrid, hasta llegar al Malecón. En este bello paseo, había habaneros que se te acercaban y te preguntaban tu nombre; al decirles el nombre te rodeaban y te cantaban una canción para después pedirte dinero o algún regalo. Nos llamó la atención la maquinaria propagandística del gobierno con multitud de banderas cubanas colgadas en las fachadas de los edificios.

 

Capitolio, La habana, Cuba
 
Gran Teatro Nacional, La Habana, Cuba  

Paseo del Prado, La Habana, Cuba

 

Paseo del Prado, La Habana, Cuba

 

PASEANDO POR EL MALECÓN DE LA HABANA

 
El Malecón fue, sin duda, una de las grandes decepciones del viaje, nos lo esperábamos totalmente distinto. Lo que nos encontramos fue una avenida asfaltada y un paseo de cemento con muy poco encanto que desprendía un calor sofocante. Caminamos hasta Plaza 13 de Marzo, a la altura del impresionante edificio de la Embajada Española, el Castillo de San Salvador de la Punta y el Túnel de La Habana, se ubica el Monumento a Máximo Gómez. Por esta zona también se encuentran los restos de la antigua muralla, el Museo de la Revolución y el Memorial Granma situado en la Avda. de las Misiones y Avda. Zulueta. No visitamos este museo ya que lo desaconsejaban en muchas guías de viajes, además aún no habíamos cambiado.

El Malecón, La habana, Cuba

El Malecón, La habana, Cuba

 

RECORRIDO DESDE LA CALLE OBISPO A LA PLAZA DE ARMAS

 

Intentamos cambiar algo de dinero en el Hotel Mercure Sevilla situado en la calle Zulueta pero fue imposible ya que solo cambiaban a clientes. Finalmente pudimos cambiar en una Cadeca (casa de cambio) que se encuentra en la C/ Obispo, una de las calles más comerciales y transitadas de la ciudad. Cambiamos euros por cuc (dolares convertibles). Deberéis tener en cuenta que en Cuba se puede pagar en pesos cubanos o en cuc. ¡Ojo con los intentos de timo!, ya que por la calle te intentaran cambiar cuc o euros por pesos cubanos y estos no tienen validez alguna. La única validez que tienen estos pesos cubanos es para las pequeñas compras en puestos o para los taxis. En los comercios en los que se puedan pagar en pesos aparecerá inscrito M/N y será más barato que pagar en cuc.

Nosotros cambiamos lo suficiente para los gastos y guardamos 25 cuc por persona, ya que es el impuesto que te cobran a la salida del país

Antes de la calle Obispo pasamos por el Edificio Bacardí ubicado en la Avda de Bélgica nº 261, este edificio fue la sede de la mítica compañía ronera.

 

Edificio bacardi. La Habana

 

En la C/ Obispo se encuentra el Ministerio de Finanzas y Precios Justos y el Hotel Ambos Mundos, el hotel donde residió el escritor Ernest Hemingway. Esta calle finaliza en la Plaza de Armas, una preciosa plaza en la que se encuentra el Palacio de Capitanes, donde residió la primera autoridad de La Habana y el famoso Templete, que es el lugar donde se fundó la ciudad. En la ceiba que se encuentra a la entrada al templete fue el lugar donde se celebró la primera misa de La Habana, la tradición dice que hay que tirar una moneda, rodear la ceiba tres veces y pedir un deseo. La plaza esta repleta de vegetación con el impresionante Castillo de la Real Fuerza en uno de sus laterales.

 

Templete, La Habana, Cuba
Castillo de la Real Fuerza, La Habana, Cuba
 

VISITA A LA CATEDRAL DE LA HABANA

 

Desde Plaza de Armas nos dirigimos a la Plaza de la Catedral, sin duda la plaza más autentica de La Habana. En esta plaza pudimos ver a las típicas cubanas habaneras, con unas especies de turbantes en el pelo, sus faldas largas multicolores y un puro en la boca. En esta plaza se encuentra la Catedral de La Habana, un edificio del siglo XVIII, de estilo barroco y dos campanarios laterales asimétricos, en el que estuvo enterrado Colón. En uno de los laterales de la plaza se encuentra una cafetería con un espectacular patio interior, se puede subir a la segunda planta y desde sus balcones obtener unas vistas fantásticas de la catedral.

 

Plaza de la catedral, La Habana, Cuba

 

Catedral, La Habana, Cuba
 
Plaza de la catedral, La Habana, Cuba

 

Patio cafetería Plaza de la catedral, La Habana, Cuba

 

TOMANDO MOJITOS EN LA BODEGUITA DEL MEDIO

 

Después de la visita a esta plaza, marchamos hacia la conocidísima bodega “La bodeguita del Medio” que se encuentra en la C/ Empedrado 207. En esta bodeguita es el lugar donde el escritor Ernest Hemingway se tomaba los famosos mojitos cubanos.

La bodeguita es muy pequeña y está repleta de turistas por lo que hacernos un hueco en ella, fue toda una odisea. Nuestro guía habló con uno de los camareros para que nos dejaran acceder a la zona de comedor, esta zona estaba cerrada debido a que no era la hora de comer. El comedor nos llamó mucho la atención ya que era un lugar muy pintoresco, con las paredes repletas de firmas de los visitantes y en las que había colgadas fotografías de visitantes ilustres.

Debido a el calor, lo que menos me apetecía era alcohol, pero bueno…..¡¡era lo que tocaba!!. Pedimos un mojito con un precio algo elevado para estar en La Habana, y la verdad es que ¡¡no nos gustó nada!!!!. El mojito lo hacen con ron Habana Club y ese ron es demasiado fuerte para nosotros, acostumbrados a los mojitos de ron miel.

En este local, al igual que en el resto de calles de La Habana, hay que tener cuidado con los intentos de timo, se nos acercó un señor mayor con un gorro blanco, el típico habanero, nos dio conversación y nos preguntó nuestros nombres y procedencia, al rato apareció con una poesía en papel y un cd grabado por él, con la intención de que se lo compráramos. Al buen hombre le dijimos que no nos interesaba y le dimos algún que otro cuc por la poesía, sin embargo al señor no le resultó suficiente y prácticamente nos tiró el papel a la cara.
 
La Bodeguita del Medio, La habana, Cuba

 

La Bodeguita del Medio, La habana, Cuba

 

PASEANDO POR LA CALLE MERCADERES HASTA LA PLAZA VIEJA

 

Tomamos la calle  Mercaderes una vía totalmente restaurada donde se encuentran las grandes casas coloniales de La Habana. En frente de una de estas casas coloniales pudimos contemplar un mural muy curioso que representa la misma fachada de la casa colonial pero con personajes de la época. Algo que nos llamó la atención es que uno de estos personajes burgueses era negro algo muy raro en esos años. En esta calle también se encuentra el delicioso museo del chocolate, con un olor irresistible al pasar por su puerta, además del Hotel Los Frailes, un hotel muy curioso que emula un convento. Paseando por la calle Mercaderes llegamos a la Plaza vieja, una bonita plaza totalmente restaurada, en la que se encuentra la Cámara Oscura y multitud de cafeterías, restaurantes y cervecerías en las que puedes tomar cervezas mientras escuchas la actuación de una charanga. En medio de la plaza se encuentra una peculiar escultura de una chica montada en un gallo, una escultura modernista que no pega mucho con el entorno del resto de La Habana.
 
Plaza Vieja, La Habana, Cuba

 

Escultura Plaza Vieja, La Habana, Cuba

 

¡CONOCIMOS AL CABALLERO DE PARÍS!

 

Desde la Plaza Vieja nos dirigimos a la Plaza de San Francisco, plaza que recibe su nombre por la iglesia de San Francisco de Asís situada en la misma. Está plaza es muy importante ya que en ella se encuentra el muelle donde atracan los barcos que llegan cargados de turistas. Es la tercera plaza más antigua de La Habana. En su centro se encuentra la Fuente de los Leones, realizada en mármol blanco que recuerda mucho a la famosa fuente de la Alhambra. Justo al lado de la iglesia, se encuentra la escultura del llamado Caballero de París, un personaje muy conocido en la década de 1950 que deambulaba por las calles hablando de diversos temas de manera muy educada, la tradición dice que hay que tocarle la barba y pedir un deseo. En un lateral de la plaza, en la puerta de la lonja del comercio, al igual que en la Plaza Vieja, se sitúa una escultura modernista.

 

Iglesia San Francisco de Asís, La Habana, Cuba

 

Caballero de París. La Habana, Cuba

 

COMIDA EN LOS NARDOS Y DAIQUÍRI EN EL FLORIDITA

 

Tras esta visita, nos dirigimos a comer, al restaurante Los Nardos, justo en frente del Capitolio, en el Paseo del Prado 563 Primer piso. Es un restaurante muy concurrido, en el que normalmente hay que esperar mesa, la cocina es muy buena y el precio muy barato, al personal de la puerta hay que indicarle que deseas ir a Los Nardos, ya que en el mismo edificio hay varios restaurantes pertenecientes a la Sociedad Asturiana de Restaurantes.
Después de la comida fuimos a tomar el famoso daiquíri de “El Floridita” (C/ Obispo nº 557), uno de los lugares preferidos por Hemingway, el daiquiri estaba más bueno que el mojito de La Bodeguita del Medio, pero era igual de caro. En la parte de la barra donde se situaba el famoso escritor, se encuentra una escultura del mismo.
 
El Floridita, La Habana

FERRY RUMBO A CASABLANCA

 

Una vez acabado nuestro daiquiri, callejeamos hasta llegar a la Avda. del Puerto. Allí entre las calles Sol y Santa Clara se encuentra la Iglesia Ortodoxa de Nuestra Señora de Kazán. Es curioso encontrar una iglesia de estás características en Cuba, pero hay que tener en cuenta que uno de los principales socios comerciales de Cuba es Rusia.

Justo en frente de esta iglesia tomamos un ferry hasta Casablanca. El ferry era una chatarra en la que tuvimos que ir de pie y agolpados, todo sin aire acondicionado, así que imaginaros….. Las medidas de seguridad para montar en el ferry eran altas debido a que uno de estos cacharros fue secuestrado con pasajeros y todo e intentaron llegar a Florida, algo claramente ilógico ya que creo que nadando hubieran llegado antes.
Casablanca es la zona que se encuentra justo en frente de La habana Vieja, desde allí subimos unas largas escaleras, previa toma de una bebida energética, hasta el espectacular Cristo de Cuba. Este bello cristo es muy parecido al Cristo Redentor de Río de Janeiro, es una escultura de 20 metros de alto sobre una base de 3 metros, que fue esculpida en Italia y bendecida por el Papa PioXII. Esta escultura, fue encargada por Batista, y a los quince días de su inauguración Fidel Castro entró en La Habana. El cristo se alza imponente a 51 metros sobre el mar y se puede ver desde muchos puntos de la ciudad. Desde este punto se pueden apreciar unas vistas espectaculares de La Habana, muy aconsejable.

 

Cristo de La Habana, Cuba

 

Cristo de La Habana, Cuba

Cristo de La Habana, Cuba

 

Vistas de La Habana, Cuba

 

 Justo al lado de el Cristo de La Habana, se encuentra el Instituto para la detección de Huracanes, con una fea escultura en su patio delantero. También se encuentra La Cabaña de Che Guevara, lugar donde residió unos meses y donde se encuentran objetos como la camilla que traslado su cadáver.

 

Cabaña de Che Guevara, La Habana, Cuba

 

Desde aquí anduvimos por una carretera que pasaba cerca de un cuartel Justo al lado de esta carretera pudimos ver diversa maquinaria militar, pero la policía nos prohibió realizar fotos. La carretera nos condujo a la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, la mayor edificación militar construida por España en América, y al inexpugnable Castillo del Morro donde tiene lugar la ceremonia del cañonazo. En este punto negociamos con un taxista la tarifa hasta nuestro hotel, tomamos el túnel de La habana y una vez llegados al hotel nos despedimos de nuestro guía.

 

Castillo del Morro, La Habana, Cuba

 

SALIDA NOCTURNA POR LA CALLE 23

 

Descansamos un rato y salimos a cenar, a un restaurante llamado La Roca (C/21 en Vedado). Llegamos sobre las 21:30 pero ya no admitían a más clientes debido a que el restaurante por la noche se convierte en sala de espectáculos, por lo que hay que ir muy temprano. Improvisamos la cena en un local de la calle 23. Tomamos un poco de pescado con “Tu Kola”, la CocaCola cubana pero mucho más dulce y con mucho menos gas. A pesar de todo lo que se pueda pensar en Cuba también se bebe CocaCola, aunque importada desde México, no obstante no deja de ser una marca estadounidense. Cenar en este local fue barato, aunque tampoco como para tirar cohetes, lo bueno es que había un grupo amenizando al personal.

 

Cuba La Habana

 

Después de la cena paseamos por la concurrida Calle 23, el centro nocturno de La Habana. Multitud de jóvenes paseaban por la calle, lo que más nos llamó la atención es que cientos de personas se apostaban entre el final de esta calle, la zona conocida como la Rampa y el Malecón. Estas personas simplemente estaban allí para charlar un rato y ver a la gente pasar, no hacían nada más.
El tópico de que Cuba es igual a sexo se hizo patente esa noche, se nos acercaban chicas y chicos ofreciéndonos compañía, a veces se te acercaban de forma disimulada entablando una conversación muy normal, otras te lo proponían directamente. Con esto quiero decir que quien busque en Cuba sexo lo encontrará seguro. Algo que hay que tener en cuenta son los timos, a pesar de que Cuba es un país muy seguro, las necesidades que pasan la población son altas, por lo tanto hay muchos cubanos y cubanas que se dedican a engañar a los turistas, aún arriesgándose a las reprimendas de las autoridades.
En la Calle 23 pudimos también visitar la mítica heladería Coppelia, de la película “Fresa y Chocolate” y el cine “Yara” donde proyectaban la película “Manolete”. Otra incongruencia que nos dejo muy asombrados fue que en Cuba si se ve cine estadounidense, películas como Batman se proyectaron en sus cines algo que ni el mismo guía nos supo explicar. El gobierno estaba en contra de todo lo estadounidense pero sin embargo si permitían la exhibición de pelis yankis.
A pesar de que la calle 23 es el centro nocturno de la ciudad, no había un gran número de locales, para tomar una copa sin necesidad de entrar en un club tuvimos que ir al cercano Hotel Nacional. La terraza de este hotel es una gozada, con música en directo, y unas vistas al Malecón y a la ciudad espectaculares.
 
Cine Yara. La Habana

 

Más tarde nos planteamos ir al Club Tropicana (C/ 72), pero su precio nos parecía desorbitado, para los que les gusten este tipo de espectáculos pueden disfrutarlo también en Parisien, ubicado en el Hotel Nacional, mucho más asequible que el Tropicana.

 

¡IMPRESIONADOS CON LA PLAZA DE LA REVOLUCIÓN!

Tercer día, nos levantamos temprano para disfrutar del maravilloso desayuno buffet del hotel. Ese día íbamos a conocer por libre el resto de La Habana, sin la necesidad de contratar un guía.
Nuestra primera intención fue visitar el cementerio y la Plaza de la Revolución. Comenzamos a caminar por la Calle 23 en dirección contraria al Malecón, en esta calle hay una Cadeca (Casa de Cambio), donde volvimos a cambiar dinero.

La calle 23 parecía no tener fin, esta calle es una inmensa avenida muy parecida a las típicas avenidas americanas de las pelis, con construcciones totalmente decadentes al igual que el resto de La Habana y salpicada con banderas cubanas e imágenes del Che Guevara. Con el calor que hacía se nos hizo muy complicado recorrer esta inmensa calle hasta llegar al cementerio. Cuando por fin llegamos no pudimos entrar ya que un señor al ver que éramos turistas, nos indicó de manera poco educada que teníamos que pagar entrada, cosa a la que nos negamos por lo que tanto andar no nos sirvió de nada.

 

Cementerio La Habana, Cuba

 

La Habana, Cuba

 

Desde el cementerio emprendimos la marcha hacia la Plaza de la Revolución. Este trayecto no lo recomiendo hacer andando, debido al impresionante calor estuvimos a punto de desfallecer, y lo peor es que no pasó ni un solo taxi. Al llegar a la Plaza de la Revolución, nos encontramos con una explanada inmensa, sin una sola sombra en la que cobijarnos del sol. En esta plaza se sitúa el colosal monumento a José Martí, el conocido edificio del Ministerio del Interior con el mural del Che y el edificio del Ministerio de Comunicaciones con el mural de un señor que juraría que era  Fidel, sin embargo realmente no representaba al mandatario cubano sino a Camilo Cienfuegos un héroe independentista cubano según me aclaró Alfredo (un lector).

 

Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba
Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba

 

Monumento Jose Martí Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba

 

En la Plaza de la Revolución negociamos el precio de un cocotaxi para dirigirnos a La Habana Vieja. El paseo en estos pequeños vehículos fue muy divertido, nos lo pasamos genial, ¡¡absolutamente recomendable!!. Además como están descubiertos se agradece la brisa. Los transportes en La Habana no tienen aire acondicionado, así que los cocotaxis parten con ventaja.

 

Cocotaxis La Habana, Cuba

 

PASEAMOS DE NUEVO POR LA HABANA VIEJA

 

Llegamos en unos diez minutos a La Habana Vieja, nos apeamos en el Capitolio y desde allí nos dedicamos a callejear. Es justo en ese momento, sin guía y sin visitar puntos turísticos cuando comenzamos a tomar el pulso a la ciudad de La Habana. Una ciudad totalmente decadente pero con cierto encanto, con las fachadas de los edificios totalmente deterioradas, ropa tendida en tendederos que colgaban desde las ventanas, puestos de frutas en la calle, botas colgadas desde los cables de la luz que a diferencia que en España no significa que sea un punto de venta de ninguna sustancia ilegal, chicos jugando al fútbol en las calles, una ciudad con un olor característico no muy agradable, una ciudad en la que sus gentes se te acercan sin más para charlar un rato.¡¡Ojo!!, no todo el mundo se te acerca con esa intención, un consejo es no decir nunca que es vuestro primer día, ni facilitar la dirección de vuestro hotel, tampoco decir que os hospedáis en un hotel de lujo.
 
La Habana, Cuba

La Habana, Cuba

La Habana, Cuba

 

Entramos en alguna que otra galería de arte y nos paramos a escuchar a las charangas. También tomamos una cerveza en la Plaza Vieja, y huyendo del calor, disfrutamos de un riquísimo zumo de frutas en la terraza interior del Hotel Telégrafo.
Para comer volvimos a Los Nardos, ya que el día anterior nos había gustado el sitio. Para comer también podéis optar por Paladares, casas no estatales reconvertidas en pequeños restaurantes familiares que suelen ser más baratos que los restaurantes estatales. Cuando terminamos paseamos por el Paseo del Prado hasta llegar al Malecón. Desde allí nos propusimos llegar andando hasta nuestro hotel, algo que por supuesto no conseguimos. Eran las tres de la tarde y en el Malecón no había ni una sombra, las suelas de las zapatillas, al ser el suelo de cemento, se nos estaban derritiendo, ¡¡una auténtica locura!!. Decidimos tomar de nuevo un cocotaxi hasta nuestro el hotel.

La Habana, Cuba

La Habana, Cuba

 

Ya en el hotel, descansamos un rato y salimos temprano a cenar. Sobre las 20:30 llegamos a La Roca (C/21), tenían una serie de menús, y tal y como aparecía en distintos foros fue muy barato, aunque la comida no fue de tanta calidad como la de Los Nardos.
Tras la cena volvimos al Hotel Nacional a tomar unos mojitos, y antes de entrar en una discoteca, dimos una vuelta por el Malecón. Como la noche anterior, se nos acercaron chicas y algún que otro chico ofreciéndonos sexo.
Acabamos la noche en una discoteca de la Calle 23, no recuerdo muy bien el nombre, dentro las chicas y chicos cubanos bailaban de una manera que en mi vida había visto, sin duda los cubanos llevan el baile en las venas.

 

¡¡RUMBO A VARADERO!!

Nos levantamos temprano ya que el bus de travelplan debía recogernos en la puerta del hotel, estuvimos 15 minutos antes de la hora indicada, pero el bus se retrasó algo más de una hora. Cuando por fin llegó, nos pusimos en camino rumbo a Varadero.

En el camino, pudimos ver la propaganda gubernamental en numerosos murales que salpicaban la carretera, con banderas cubanas e imágenes del Che o frases como; ¡Viva la Revolución!.

La carretera que nos llevaba a Varadero debía de ser una de las principales del país pero apenas tenía circulación. Cada pocos kilómetros había una patrulla de la policía, chicos y chicas muy jóvenes que daban la sensación de tener poco más de 18 años. Algo muy curioso, es que debido a que el parque automovilístico de Cuba es muy antiguo, cada pocos kilómetros encontrábamos un vehículo averiado en el arcén de la carretera.
A mitad del camino, realizamos una parada en un bar donde ponían unas piñas coladas riquísimas. A unos veinte minutos de Varadero y muy cercano a la ciudad de Matanzas se encuentra el Valle de Yumurí, sobre el que pasa el puente más alto de Cuba con 110 metros, el bus desaceleró para que contempláramos las vistas y realizáramos alguna que otra fotografía.

 

Valle de Yumuri, Cuba

 

Cruzamos la ciudad de Matanzas y poco después llegamos a Varadero, una inmensa “lengua de arena” en la que se sitúa una pequeña ciudad y decenas de hoteles, propiedad del gobierno pero gestionados por empresas hoteleras como, Riu, Barceló, Iberostar, Meliá…etc.
El bus nos dejó en la puerta de nuestro hotel Be Live Turquesa, un pequeño complejo, con una gran piscina central, un chiringuito de playa, un restaurantes buffet, otro italiano y habitaciones tipo bungalow. Un hotel de cuatro estrellas cuya calidad es acorde con el precio que pagamos por él.
Varadero me recordó mucho a Cancún, una lengua de arena con multitud de hoteles seguidos unos detrás de otros, con playas de agua cristalina y arenas blancas, para nada comparables con las paradisíacas playas de República Dominicana o los Cayos cubanos. Por lo que si vas buscando fastuosas playas tropicales no las encontraras en Varadero. Además Cancún tiene un punto a su favor que no tiene Varadero, y es que es una gran ciudad con una animada vida nocturna algo de lo que carece Varadero, o por lo menos no llega al nivel de Cancún.
Otro punto en contra que tienen las playas de Varadero es que por la orilla pasean multitud de cubanos vendiendo sombreros, pañuelos, vestidos…etc, pero otros no venden nada y solo se dedican a intentar timar al turista a pesar de los esfuerzos del personal de seguridad del hotel por ahuyentarlos.

 

Varadero, Cuba

 

Varadero Cuba
 

DÍAS DE RELAX EN VARADERO

Estos días nos dedicamos a descansar, hacer algo de deporte, comer y beber, aunque yo esto lo hice bien poco ya que debido al hielo de las bebidas, de los cuatro días que estuvimos en Varadero dos de ellos estuve con gastroenteritis. Un consejo que debéis cumplir a pies juntillas es no beber agua que no sea embotellada.
Uno de los días tomamos un bus en la carretera y nos acercamos a la ciudad. Estos buses suelen pasar recogiendo a los turistas por unos cuantos cuc. En la ciudad visitamos los múltiples mercados de artesanía y souvenirs, además de sus playas. En las aguas de estas playas se bañaban cientos de cubanos, algunos de ellos con camiseta.

 

EXCURSIÓN A CAYO BLANCO

 

El séptimo día, ya con el estomago un poco mejor, realizamos la excursión a Cayo Blanco. Esta excursión consta de un paseo en catamarán con una barra libre muy limitada, el alcohol que se servía no era de marcas conocidas. Este paseo se nos hizo demasiado largo ya que tuvimos que aguantar a un grupo de Hooligans que se bebieron todo el alcohol que había en el catamarán.

La primera parada la realizamos en un delfinario, en grupos de unas quince personas fuimos entrando en el agua. El delfín pasaba por nuestro lado para que lo tocáramos, además de darnos besos y hacernos piruetas, ¡¡toda una experiencia!!. Cuba es uno de los lugares más baratos para bañarse con estos simpáticos animales. Tras el delfinario, la siguiente parada fue en unos corales para hacer snorkel, fue muy divertido pero nos tuvieron muy poco tiempo, tan solo unos veinte minutos. Por último llegamos a Cayo Blanco, un cayo con auténticas playas paradisíacas en el que pudimos comer langosta, y en el que estuvimos alrededor de hora y media. Tras la visita al cayo tocó volver a Varadero.

 

Varadero, Cuba

 

Varadero, Cuba

 

Varadero, Cuba

 

Llegado el último día, esperamos el bus que nos llevaría al aeropuerto de La Habana, este llegó hora y media más tarde. Ese día diluviaba, por lo que tardamos dos horas y media en llegar al aeropuerto. Una vez en el aeropuerto tuvimos que esperar una larguísima fila de una hora y media para facturar ya que los cubanos tienen un ritmo de trabajo distinto que los europeos.

Después de facturar guardamos otra cola para pagar el impuesto de los 25 cuc, y tras esto accedimos a las puertas de embarque pasando primero un control de documentación de aproximadamente una hora. Por último pasamos el típico control que hay que pasar en todos los aeropuertos. Total que entre una cosa y otra, desde que salimos del hotel hasta que nos montamos en el avión pasaron unas 6 horas. Después nos quedarían nueve horas de vuelo, media hora de metro desde Barajas a Atocha, la espera de una hora en atocha y finalmente las dos horas y media del Ave. Y yo me pregunto…

 

¿¿ Merece la pena todo este viaje cuando en España tenemos playas como las de Baleares, Andalucía o Canarias??

 

 
Sinceramente, si lo que vais buscando es playa yo me quedaría en España. Después de mi viaje a Cancun en 2007 me prometí que no volvería al caribe. Creo que en España tenemos playas que no tienen nada que envidiar a las del Caribe. Sin embargo tenía una enorme curiosidad por conocer Cuba y a sus gentes.
Sin duda ¡¡Cuba is different!!, es curioso comprobar la campaña propagandística del gobierno para intentar controlar a la población, algo que resulta casi imposible en un país que recibe millones de turistas al año. Un ejemplo es el que nos comentó nuestro guía, una creencia que se inculca en las escuelas es que la sanidad es solo gratuita en Cuba y no en el resto del mundo.
A pesar de todo, me esperaba un mayor control policial y un mayor aislamiento de la población. Nos encontramos una sociedad muy abierta a temas como el aborto o la homosexualidad, una sociedad en la que se escuchaba la música actual, se veía cine norteamericano o se bebía cocacola o red bull, una sociedad al tanto de muchas de las noticias que suceden en el mundo a pesar de no tener internet.
 

CONCLUSIÓN DE MI VISITA A LA HABANA Y VARADERO

 

La Habana, sin ser una ciudad bonita ya que es una ciudad absolutamente decadente, creo que es una ciudad que hay que conocer al menos una vez en la vida. Es una ciudad estancada en el pasado, totalmente atípica, cuyos habitantes gozan simpatía a raudales. Y a pesar de que podéis tener alguna que otra mala experiencia sin duda no os podéis perder esta maravillosa ciudad.
En cuanto a Varadero es una región playera repleta de hoteles que lo único que puede ofrecer es sol y playas no muy paradisíacas. Si vais buscando este tipo de playas yo iría a los Cayos, auténticas playas paradisíacas no muy masificadas, de fina arena blanca y aguas turquesas.

 

Restaurantes en La Habana:

  • Los Nardos (Paseo del Prado 563 Primer piso, Frente al Capitolio); Absolutamente recomendable.
  • La Roca (C/21 Vedado); barato pero de calidad media.
  • Jardín de Oriente (C/ Amargura esquina con C/Mercaderes)
  • Sancho Panza (C/ I, E/ 23 y 25, Cerca del Hotel Habana Libre), Recomendado por nuestro guía, según el bastante barato pero no tanto como La Roca.
  • Doña Eutimia (Plaza de la Catedral); Muy recomendado en todas las guías.
  • Flor de Loto (Salud 313, Gervasio y Escoba, Barrio Chino); recomendado en algunos foros.

 

Bares, Heladerías, Cafeterías y Discotecas:

  • Bodeguita del Medio (C/ Empedrado 207); visita imprescindible si visitas La Habana.
  • La Floridita (C/ Obispo nº 557); uno de los 10 bares más famosos del mundo.
  • Heladería Coppelia (C/ 23, Vedado); La heladería más afamada de La Habana.
  • Casa de la Música (Avda. 20 nº 3308, Esq. 35); el lugar para ver bailar a los cuban@s, más visitado por los turistas y las conocidas “jineteras” (Prostitutas).

 

Si viajas a Cuba (La Habana y Varadero), te aconsejo llevar contratado un seguro de viaje. Por ser lector de este blog en IATI tendrás un 5% de descuento. ¡Cliquea en la Foto!.

 

Seguros IATI

 

Enlaces de Interés

Tripadvisor

VisitarCuba

LosViajeros

Logitravel

30 Comentarios
  • Miriam
    diciembre 16, 2017

    me gusto mucho tu relato! proximamente volvere hacer La Habana y Varadero y estoy tomando nota de tus sugerencias! gracias!!

    • Los Viajes de Domi
      diciembre 16, 2017

      Me alegro que mi post te guste y te sirva de ayuda para tu próximo viaje. ¡¡¡¡Disfruta de Cuba porque es un país maravilloso!!!!!

  • Tania
    noviembre 4, 2017

    Hola amigos, quisiera recomendarle un sitio estupendo en donde me aloje en La Habana, su nombre es Casa Mauro. Es una casa privada de familia donde pude convivir con una familia cubana de encanto. Saludos

  • solcireth
    octubre 12, 2017

    Que belleza, la verdad, con todas sus dificultades, la isla a tratado de mantenerse en ese tiempo antiguo como referencia para el turismo.

  • Candida
    octubre 7, 2017

    Hola
    En todo tu recorrido te falto venir a la casa de candida en la habana

  • Gabriela
    junio 5, 2017

    Hola Domi
    Que tal al igual que tú estuve en cuba pero sin duda si que me falto ir a muchos lugares intente hacer un viaje sola y pues no me resulto como yo quería , pero fuera de eso conocí a gente hermosa y que siempre están dispuestos a darte su ayuda , Saludos desde Perú y tengo que volver a Cuba chico!

    • Los Viajes de Domi
      junio 5, 2017

      Hola Gabriela.

      Cuba es un país fantástico y dá para visitarlo muchísimas veces. Yo espero volver también muy pronto!. 1 abrazo

  • Casas Particulares Liset
    marzo 24, 2017

    Muy bonita experiencia de Cuba, yo ire la próxima semana ya les contare de mi experiencia.

  • Carlos
    febrero 8, 2017

    ¡Me encanta tu relato!. Gracias por ayudar y dar ilusión a muchos de los que queremos viajar a Cuba!!

  • Olaya
    diciembre 29, 2016

    Buenos dias desde Asturias!
    mi pareja y yo estamos organizando un viaje a cuba para finales de enero y no conozco a nadie q haya ido… una semana seria suficiente(con paquete reservado de Habana-Varadero)) o mejor 10 dias por libre…estoy un poco perdida…GRACIAS!!!

    • Los Viajes de Domi
      diciembre 29, 2016

      Hola Olaya.
      La Habana se puede conocer en dos o tres días, el resto depende de los días que desees estar en la playa. Un consejo que aunque sea un poco más caro intentes visitar algunos de los cayos en lugar de Varadero cuyos hoteles son muy viejos y sus playas no tan espectaculares como la de los cayos. Saludos

  • Adriel
    diciembre 3, 2016

    Si viajan a Varadero no se pierdan hacer snorkeling en Playa Coral

  • manuel
    septiembre 29, 2016

    Es una pena que no indique en que fecha se realizo este viaje, ayudaria algo

  • Pedro
    septiembre 15, 2016

    Hola realmente muy interesante tu Blog y era la info quje buscaba. Viajo en noviembre de este año 2016 y no se la verdad si ir primero a varadero unos 7 dias y luego ir 2 dias a la habana para luego regresar a Mexico o hacer al reves !!!. Que me recomendarias tu ? Agradezxo tu informacion. Saludos

    • Los Viajes de Domi
      septiembre 15, 2016

      Hola Pedro.
      Me alegro que te guste mi blog. En cuanto al orden de los destinos depende de gustos. Yo preferiría primero disfrutar de La Habana y pegarme la “paliza” visitándolo todo, para después relajarme en Varadero. Pero como ya te digo es cuestión de gustos. Saludos!!!

  • Hugo
    septiembre 10, 2016

    Hola! ¿A cuáles cayos precisamente irías, si estábamos en busca de playas divinas, paradisiacas, de arena blanca y mar azul ? Lo que pasa es que acá hablan de varios cayos, pero no sé cuál elegir. Gracias
    Estoy en instagram como @hugo_gallego

    • Los Viajes de Domi
      septiembre 11, 2016

      Hola Hugo.
      Playas paradisíacas encontraras en cualquiera de los cayos. Cayo Largo, Cayo Santa María, Cayo Guillermo… etc son muchos entre los que puedes elegir, si bien Cayo Largo es el único ubicado en la zona del Caribe y quizás el más recomendable, el resto dan a la zona Atlántica. Saludos 😉

  • José antonio
    junio 3, 2016

    Impresionante relato eres un gran.
    Estoy viendome ya allí jajaja
    Entonces es mejor datos que varadeti7 muchas gracias un saludo

    • Los Viajes de Domi
      junio 5, 2016

      Gracias a ti José Antonio por tus palabras. Me alegro que el relato te gustara. Saludos 🙂

  • Conny
    marzo 23, 2016

    Me encantó tu anécdota de viaje! De casualidad aproximadamente cuantos cucs gastaste en los bares? si es que se puede saber? 🙂 Gracias.
    Exelente redacción, me siento con más ganas de visitar Cuba! me has dado una idea de que hacer y precauciones que debo tener! Excelente 🙂

    • Los Viajes de Domi
      marzo 28, 2016

      Hola Conny.
      Me alegra que te gustara la redacción!!!. Cuba te va a encantar es preciosa!!!
      no se sabría indicar cuanto gastamos en bares pero lo que si te puedo indicar es que Cuba es muy barato así que el precio es algo que no debe preocuparte demasiado!! 😉

  • Johana
    febrero 19, 2016

    Me gustó el post y me recuerda mi primera experiencia en la isla. Todo una Odisea. Si se va por primera vez debe buscarse mucha información para no ser timados y tener un buen viaje. Yo recomiendo buscar profesionales. La segunda y tercera vez, después de una experiencia desastrosa yo recorrí la isla en casas de alquiler en Cuba y me llevaron en un tour a la habana viñales, varadero y los cayos. Esto es muy importante, no pasar susto con los hoteles, sobre todos los hoteles malos de tres y cuatro estrellas. Las casas de renta son más económicas y las hay muy buenas con excelente servicio gastronómico de hotel de lujo y muy muy muy barato. Lo otro es que para transportarse es mejor alquilar un carro con guía, la misma agencia te alquila estos y el guía te espanta a todos los personajes indeseables, además que nos cuidó durante todo el recorrido.

    Si queremos comer afuera ninguna opción del estado es mejor o más económica que un buen paladar cubano, así le dicen allí. Comí de maravilla en varios, lo recomiendo.
    Es un país que se debe recorrer con cuidado y tomar precausiones, mi segunda y tercera visita fueron muy buenas y pienso volver. No todos los cubanos son pedigueños. Tengo muchos amigos allí.

    • Los Viajes de Domi
      febrero 24, 2016

      Muchísimas gracias por tus consejos. Los seguiremos en nuestra próxima visita a Cuba!. Saludos

  • Anónimo
    noviembre 7, 2015

    yo he estado hace unas semanas en cuba haciendo un circuito y terminando 3 dias en la Habana, en la habana contrate para los dos ultimos dias a un guia local, que es familia de un compañero de trabajo y que trabaja con un bicitaxi y fue lo mejor que pude hacer, porque ademas de ser una persona de confianza, me llevo a todos los sitios sin necesidad de ir tirando yo de mapa, utilizando los transportes de los cubanos, que son mucho mas baratos, comprando cosas en pesos nacionales, por lo que tambien es mas barato, sin aguantar que se me acercaran a pedir cada 10 minutos y sin que me timaran ya que al ir con un cubano no lo intentan. Si alguno esta interesado que me escriba y le paso el contacto. Ya os puedo decir, que lo que cobra por estar todo el dia con quien sea os lo ahorrareis en tiempo y dinero.
    un saludo y espero que os pueda ayudar, mi correo electronico es fjcastillo82@hotmail.com

  • Anónimo
    septiembre 24, 2015

    En que fecha estuvieron en Cuba?

  • Anónimo
    septiembre 24, 2015

    Muy bien escrito! Me encantó su post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *