Nacimiento y Cascadas del Huéznar

Tras nuestra visita a Cazalla de la Sierra, nos dirigimos hacia las Cascadas del Huéznar, una pequeña zona del río Ribera del Huéznar en la que se localizan una serie de pequeñas cascadas y pozas que surgen al caer las cristalinas aguas sobre peculiares formaciones calizas conocidas como travertinos, todo rodeado de una abundante vegetación.

Las cascadas del Huéznar se encuentran ubicadas a unos 20 Km de Cazalla por lo que en apenas 30 minutos llegamos a estas bellas formaciones.

Existe un sendero que comienza en el restaurante El Martinete y que va ascendiendo por el cauce del río hasta las cascadas del Huéznar. El recorrido del sendero es circular por lo que finaliza de nuevo en el restaurante. Nosotros directamente nos dirigimos a las cascadas aparcando el vehículo en el recinto habilitado justo al lado de las mismas.

El tramo donde se encuentra las cascadas del Huéznar es muy pequeño pero posee una extraordinaria belleza. Las cascadas constituyen un ejemplo de travertino de río, en los que las aguas ricas en carbonato de calcio van produciendo depósitos de este mineral que recubren las paredes y el final de la cascada, creando formas de toboganes y cortinas de roca.

 

Cascadas del Huéznar

 

Cascadas del Huéznar

 

La zona se encuentra rodeada de abundante vegetación de ribera, poblada de un espeso bosque en galería de olmos, fresno, sauces y alisos, no es de extrañar que fuera declarada Monumento Natural en 2001. Vilma y Telma disfrutaron tanto o más que nosotros del bello entorno.

 

Cascadas del Huéznar

 

Cascadas del Huéznar

 

La zona además de para realizar senderismo o pícnic en los merenderos habilitados para ello, es utilizada por parejas de recién casados para realizar las fotografías de boda. Nosotros nos encontramos con dos de estas parejas realizándose el reportaje en pleno río, justo debajo de las cascadas. ¡Que Frío!.

 

Cascadas del Huéznar

Por cierto para los más atrevidos que visitéis las cascadas del Huéznar en verano, os debo advertir que aunque mucha gente se zambullen en ellas, el baño está prohibido. Para ello hay habilitada una playa artificial en la cercana localidad de San Nicolás del Puerto, a tan solo 2 Km, lugar donde nos dirigimos tras la visita a las cascadas para contemplar el nacimiento del río Huéznar.

Cruzando el pueblo, justo detrás del Colegio San Diego, se encuentra la zona recreativa del Nacimiento del Huéznar. Se trata de una bella zona en la que lo primero que te encuentras es un bonito paseo rodeado de enormes árboles, la estampa cobra especial belleza si la visitas en Otoño.

 

Nacimiento del Huéznar

 

Nacimiento del Huéznar

 

Tras el pequeño sendero llegamos a una zona de merenderos con un pequeño bar en el que pudimos tomar café.

 

Nacimiento del Huéznar

 

Justo al lado del merendero un coqueto puente de madera da acceso al pequeño estanque donde se encuentra el nacimiento del río Huéznar. Si os fijáis veréis como las burbujas emanan del fondo creando un espectáculo único.

 

Nacimiento del Huéznar

 

Nacimiento del Huéznar

 

Nacimiento del Huéznar

 

Finalizada nuestra visita regresamos a los coches con la sensación de haber contemplado un escena única, y es que no todos los días se ve el nacimiento de un río. Una visita que se encuentra a tiro de piedra de ciudades como Sevilla o Córdoba.

 

Aún sin comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *