Visita a Salzburgo

Tras nuestro paso por Füssen y el Castillo de Neuschwanstein, emprendimos el camino hacia la bella ciudad de Salzburgo.

Antes de entrar en Austria compramos una viñeta de peaje. Tenéis que tener en cuenta que para conducir en autopistas y autovías austriacas es imprescindible antes de entrar al país, comprar en una gasolinera una viñeta o pegatina que hay que colocar visiblemente en el parabrisas delantero del vehículo. El precio de esta viñeta es de 8,80€ y es muy similar a las típica pegatinas de la ITV. ¡¡Ojito con esto!!, os encontraréis con numerosos controles por todo el país donde os revisaran que lleváis la dichosa pegatina.

Nuestra llegada a la Salzburgo se produjo algo tarde por lo que tras cenar algo nos marchamos a descansar al apartamento que habíamos alquilado. Easyapartments Central son unos apartamentos situados justo al lado de la estación de tren, a 15 minutos a pie del centro, con capacidad para cinco personas, y además están totalmente equipados por lo que son absolutamente recomendables.

Al día siguiente, emprendimos la marcha muy temprano dispuestos a comprobar si la belleza de Salzburgo era tal y como se decía.

Nuestra primera visita la realizamos a los Jardines del Palacio de Mirabell. Construidos en 1606 por el príncipe Arzobispo Wolf Gietrich Raitenau, estos pequeños y coquetos jardines son sin duda alguna una de las principales atracciones de Salzburgo. En estos bellísimos jardines lo que más destaca es sobre todo la fuente de Pegaso y las escaleras donde María (Julie Andrews) y los niños cantan una canción en la conocida película “Sonrisas y Lágrimas”. Además desde ellos obtendréis unas buenas vistas de las Fortaleza de Hohensalzburg.

 

Jardines de Mirabell. Salzburgo

 

Jardines de Mirabell. Salzburgo

 

Jardines de Mirabell. Salzburgo

 

Fue en este mismo lugar donde comenzamos a constatar algo que en ningún otro viaje nos había ocurrido, y es el desprecio con el que muchos austriacos, y no austriacos, pueden llegar a dirigirse a los españoles. Es cierto que podremos ser más extrovertidos que el resto de europeos y que a la hora de realizar una foto podemos llegar a posar de alguna forma un poco “payasa”, pero eso nunca puede dar lugar a que alguien se dirija a ti con desprecio o te mire por encima del hombro.

 

Jardines de Mirabell. Salzburgo

 

Atravesando los jardines de Mirabell llegamos a Makart Platz donde se encuentra la Iglesia de la Trinidad, un impresionante templo construido en el siglo XVII, y la Casa Vivienda de Mozart, la cual serviría como residencia para el compositor y su familia de 1773 a 1781. La entrada a la casa cuesta 10€ por lo que si os interesa el famoso compositor nos os podéis perder esta visita.

 

Casa de Mozart. Salzburgo

 

Desde Makart Platz nos dirigimos al puente Makartsteg. Este puente tiene la peculiaridad de estar repleto de candados de colores ya que los enamorados los dejan con sus nombres en señal de su amor, para después tirar la llave al río Salzach. Desde aquí podréis obtener unas magníficas visitas de la ciudad. Si estáis enamoramos y deseáis dejar uno de estos candados, los podréis comprar en alguna de las tiendas de los alrededores del puente.

 

Puente Markartsteg. Salzburgo

 

Salzburgo

 

Atravesando Makartsteg llegamos  a Getreidagasse, la calle principal de la zona histórica de Salzburgo. Esta magnífica calle es una de las más bellas de Europa, con un extraordinario aire señorial con tintes medievales. En esta calle los carteles de los comercios parecen sacados de un cuento ya que los neones están prohibidos. Incluso los carteles de McDonalds y Zara tienen ese elegante y bello aire medieval.

 

Getreidagasse. Salzburgo

 

En el número 9 de la calle Getreidagasse se encuentra la casa natal de Mozart, en la que el 27 de Enero de 1756 nació el famoso compositor. La familia Mozart habitó la tercera planta de esta casa en el periodo comprendido entre 1747 y 1773. Podréis visitar las diversas estancias de la vivienda así como objetos personales de la familia Mozart por un precio de 10€.

 

Casa natal de Mozart. Salzburgo

 

Desde la calle Getreidagasse tomamos un pasaje que conecta con Universitäts Platz. El pasaje es realmente bonito, con pequeños y coquetos puestos de adornos. Un lugar absolutamente recomendable.

 

Salzburgo

 

En la plaza de la universidad nos encontramos con un enorme mercado donde pudimos comer un perrito caliente y comprar algún que otro souvenirs. Desde allí nos dirigimos al Alter Markt, una bella plaza que ha sido el centro de la vida en Salzburgo desde 1280. En esta plaza encontraréis la Fürsterzbischöfliche Apotjeke, una antiquísima farmacia con una estupenda decoración rococó en la que no podréis hacer foto en su interior.

Justo en frente de la farmacia encontraréis el popular Café Tomaselli fundado en 1705. Este café es conocido por ser el más antiguo de Salzburgo y el favorito de Mozart. Al lado del café se ubica una peculiar y carísima tienda de collares para perros y la que es la casa más pequeña de Salzburgo con un hermoso y vistoso tejado decorado con dragones.

 

Altermarkt. Salzburgo

 

Altermarkt. Salzburgo

 

Justo al lado de Alter Markt se encuentra Residenzplatz, una enorme plaza diseñada en el siglo XVI que es el corazón de la Salzburgo histórica. En esta plaza encontraréis edificios majestuosos como la Residenz, un impresionante palacio que data del siglo XIII, la Nueva Residencia, en la que se ubican varios museos, y la imponente catedral del Salzburgo.

En el lado este, junto a la Nueva Residencia, podréis encontrar Mozart Platz, una pequeña plaza con una escultura de Mozart en el centro.

 

Residenzplatz Salzburgo

 

En medio de Residenzplatz, encontraréis la impresionante Residenzbrunnen, la fuente más grande de Salzburgo en la cual también se rodaron algunas escenas de la película Sonrisas y lágrimas. Esta bonita fuente posee complejas esculturas de caballos, delfines y el atlas, obra del artista italiano Tomasso di Garone.

Desde esta plaza parten los Fiakers o carruajes de caballos con los que podréis pasear por las calles de Salzburgo.

 

Residenzplatz Salzburgo

 

Residenzplatz Salzburgo

 

La visita a la catedral de Salzburgo es gratuita por lo que aprovechamos para entrar y contemplar su bonito interior.

Encajonada entre la Catedral y las calles que suben al castillo, rodeada del Palacio del Obispo y de edificios administrativos de la Universidad, se encuentra Kapitelplatz, una de las plazas de Salzburgo que más nos sorprendió. En medio de la plaza se ubica una gran bola dorada con una figura en lo alto y justo debajo un enorme tablero de ajedrez. La plaza esta repleta de puestos de comida y artesanía. En el fondo de la misma podréis encontrar una espectacular fuente de Neptuno.

 

Kapitelplatz Salzburgo

 

En Kapitelplatz, si os situáis de frente a la fortaleza, al fondo a la derecha veréis un pequeño arquito por el que se accede a una pequeña placita con un precioso molino de agua. Justo delante del molino bajando unas pequeñas escaleras encontraréis una panificadora donde no solo podréis contemplar como realizan el pan sino también comprarlo.

 

Salzburgo

 

Salzburgo

 

Desde esta pequeña plaza, accedimos al bello cementerio de San Pedro. Este pequeño cementerio tiene un aspecto muy cuidado con sus bellas cruces de hierro forjado. En él, por un precio de 2€ podréis acceder a las catacumbas desde las cuales podréis obtener unas geniales vistas del campo santo.

 

Cementerio San Pedro. Salzburgo

 

Justo al lado del cementerio se encuentran ubicadas las taquillas y el funicular que os conducirán a la Fortaleza de Hohensalzburg, que está considerada el monumento más característico de la ciudad de Salzburgo, y la fortaleza más grande y mejor conservada en Europa. Su construcción fue empezada en 1077 bajo el Príncipe-Arzobispo Gebhard von Helffenstein.

Existen dos tipos de tickets para acceder a la fortaleza, el standard con un precio de 15,20€ o el básico que es algo más barato. La diferencia es que con el estándar podréis acceder a las sobrias Estancias del Príncipe y al Teatro Mágico, dos sectores de la fortaleza con llamativos nombres pero que no se merecen en absoluto una visita.

A nuestro parecer lo más llamativo de nuestra visita a la Fortaleza de Hohensalzburg fue la divertida subida en funicular, las sensacionales vistas que se obtienen desde ella, el formidable museo de marionetas y zona A donde tendréis una interesante visita audioguiada en español recorriendo algunas galerías, la cámara de tortura, la torre de Vigilancia (una de las visitas más interesantes) y el conocido Toro de Salzburgo (Un enorme órgano construido en 1502 que se tocaba muy temprano y de noche para despertar y “acostar” a los habitantes de Salzburgo).

 

Salzburgo

 

Fortaleza de Hohensalzburg salzburgo

 

Cuando finalizamos el recorrido por la fortaleza, eran algo más de las 15:00 por lo que realizamos una parada para almorzar. Debido a la falta de tiempo no pudimos realizar la visita que teníamos prevista al Palacio de Hellbrunn, un palacio que cuenta con el escenario al aire libre más antiguo de Europa y del que nos hacia especial ilusión conocer sus populares juegos de agua. Desgraciadamente el palacio cerraba a las 16:00, había que tomar el transporte público debido a que estaba algo alejado del centro, por lo que decidimos, muy a nuestro pesar, prescindir de esta visita.

El resto de la tarde la dedicamos a pasear, a contemplar los fabulosos escaparates de la calle Getreidagasse y a merendar en alguna de las geniales pastelerías de Salzburgo.

 

Getreidagasse. Salzburgo

 

Cuando la noche comenzó a caer, realizamos una visita a Sporer Wines and Spirits, un pequeño y popular bar, repleto de gente, donde podréis encontrar una gran variedad de vinos y bebidas espirituosas locales. Los dueños son muy simpáticos, algo que no es muy común en la zona. La bebida de la casa es un delicioso y dulce licor de hierbas a base de naranjas. Nosotros, debido a que el bar estaba repleto, nos salimos a la calle y nos colocamos en un callejón que hay justo al lado en el que los dueños del bar tienen colocados unos banquitos y estufas en los techos. Pasar por este pequeño bar es algo imprescindible si visitas Salzburgo.

 

Sporer Wines and Spirits. Salzburgo

 

Sporer Wines and Spirits. Salzburgo

 

Ya bien entrada la noche, de vuelta al apartamento pasamos por una pequeña y moderna plaza que se encuentra entre Getreidagasse y el puente Makartsteg, en ella encontramos una fantástica tienda de red bull, algunos modernos restaurantes y la típica figura de la vaca con el nombre de Salzburgo. Desgraciadamente el objetivo de nuestra cámara no estaba muy “católico”, por lo que las fotos salen algo borrosas. Os dejo una en la que más que turistas parecemos la Virgen María y San José en el portal de Belén.

 

Salzburgo

 

De recogida, volvimos sobre nuestros pasos y una vez más pasamos por el puente Makartsteg, donde pudimos contemplar la iluminación de la ciudad al caer la noche. De nuevo atravesamos los hermosos jardines del Palacio de Mirabell en el que había un concierto de música clásica el cual aprovechamos para acceder al impresionante hall del edificio.

 

Makartsteg. Salzburgo

 

Ya en nuestro alojamiento, nos fuimos a la cama muy temprano ya que al siguiente día nos esperaba Hallstatt, una de las visitas más esperadas de nuestro viaje.

Aún sin comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *