Que visitar en Budapest (Parte 2)

Segundo día de visita a Budapest. El día anterior ya nos había quedado muy claro el motivo por el que se la conoce como “La Perla del Danubio”, lo que me llevó a plantearme su posición en nuestro ranking de “Las 15 ciudades más bonitas de Europa”. Nuestro propósito era ahora constatar su título de “Ciudad Balnearia”  y es que Budapest posee 118 manantiales, tanto naturales como artificiales, desde los que cada día brotan más de 70 millones de litros de agua termal a temperaturas de entre 20 y 80ºC.

Seleccionamos el Balneario Széchenyi, uno de los recintos termales más bellos y grandes de Europa. Para llegar a estas termas recorrimos andando el extremo opuesto de la Avenida Ándrassy que nos faltaba por visitar, ya que el balneario se encuentra en el interior del Parque Városliget situado a un extremo de la misma. De nuevo nos volvimos a quedar maravillados con las espectaculares fachadas de los edificios de esta gran avenida.

 

Avenida Ándrassy Budapest

 

Al finalizar Ándrassy llegamos a la impresionante Plaza de los Héroes, una enorme plaza Patrimonio de la Humanidad flanqueada por los edificios del Museo de Bellas Artes y el Palacio de las Artes.

En el centro de la plaza se sitúa el Monumento del Milenio, un conjunto de estatuas y esculturas que se construyeron para celebrar, en 1896, los mil años de la conquista de la cuenca de los Cárpatos por las siete tribus Magiares. Este monumento posee una gran columna de 36 metros de alto coronada por el Ángel San Gabriel en cuya base se encuentran representadas siete estatuas ecuestres de los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría.

Delante del Monumento del Milenio habían colocado la palabra “Budapest” en letras enormes y decenas de extranjeros se fotografiaban con ellas.

 

Plaza de los Héroes Budapest

 

Tras la plaza pudimos acceder al Parque Városlige conocido también como Parque Central, un bello parque con unas dimensiones de 1.400 por 900 metros. Városlige es el parque más importante de Budapest y uno de los primeros parques públicos que se crearon en el mundo.

Una vez dentro del parque nos dirigimos al Balneario Széchenyi ubicado en un bello edificio de estilo neogótico. Estos balnearios se inauguraron en 1913 y  cuentan con 15 piscinas, 3 grandes al aire libre y 12 pequeñas en los recintos del interior. En estos recintos interiores también encontraréis varias saunas y salas de masajes.

El horario es de 6:00 a 22:00 y  hay muchos tipos de entradas cuyo precio van desde los 3.400 florines a los 4.400 florines dependiendo de que sean de mañana, tarde o día completo o sea con cabina o gabinete (la diferencia es que gabinete son los vestuarios como los de un gimnasio y los de cabina son pequeñas estancias privadas para cambiarte). En este enlace podréis obtener más información sobre los precios.

 

Balneario Széchenyi Budapest

 

Una vez accedimos al recinto alquilamos una toalla y nos dirigimos a los vestuarios ya que habíamos elegido las entradas con gabinete. Estos vestuarios nos dieron la sensación de ser poco higiénicos por lo que ya con nuestro bañador, salimos al exterior para zambullirnos en las piscinas.

Hacia algo de frío pero al meternos en el agua el frío se nos pasó enseguida. Las piscinas estaban sobre todo ocupadas por señores y señoras mayores aunque también había personas de otras edades.

Pasamos un buen rato en los escalones de la piscina charlando y más tarde decidimos acceder a las piscinas interiores. Dentro del recinto el olor a alcantarillado era bastante molesto y además al ser las piscinas de menor tamaño prácticamente todas estaban repletas de gente. Nos atrevimos a meternos en una de las piscinas cuya temperatura era de 38ºC pero estuvimos poco tiempo ya que comenzamos a sudar, nos faltaba el aire y nos daba la sensación de como si nos fuéramos a cocer.

La duración de la visita al balneario depende del tiempo que estéis dispuesto a invertir. A nosotros nos basto con un par de horas.

 

Balneario Széchenyi Budapest

 

Finalizada nuestra visita al Balneario Széchenyi, abandonamos el recinto y nos dirigimos al Castillo Vajdahunyad que esta dentro del mismo parque justo en frente del balneario.

Delante del castillo había un pequeño mercado medieval con atracciones de animales y puestos de comida donde aprovechamos para realizar una parada y picar algo.

El Castillo Vajdahunyad por contra de lo que se podría pensar, no es un edificio con una especial importancia histórica. Fue construido inicialmente en madera para la Expo de 1896 y reconstruido en piedra al finalizar esta. Sin embargo la belleza del mismo hace indispensable una visita si viajas a Budapest.

 

castillo de Vajdahunyad Budapest

 

El castillo de Vajdahunyad es, en gran parte, una copia del castillo del mismo nombre que se encuentra situado en la localidad de Transilvania, en Rumanía, siendo también una mezcla de varios estilos arquitectónicos.

El castillo está situado en una pequeña isla y a él se accede a través de un fantástico y medieval puente. Además de la entrada principal, el castillo posee varias puentes más para acceder a él. Se encuentra rodeado por un bello lago en el que se pueden alquilar barcas para dar un paseo. En la época de invierno este lago se convierte en una de las mayores pistas de patinaje de Europa.

 

castillo de Vajdahunyad Budapest

 

Dentro del castillo se encuentra el museo de agricultura, una pequeña y coqueta iglesia y la famosa estatua llamada Anónimo que representa a un cronista del siglo XII que fue el autor de los primeros libros sobre la historia de Hungría. Un consejo es que una ves dentro abandonéis el recinto rodeando el castillo hacia la izquierda ya que es un hermoso paseo desde donde obtendréis unas geniales fotografías.

 

Iglesia del Castillo Vajdahunyad Budapest

 

Estatua anónimo Budapest

 

Después nos dirigimos al Parlamento, antes pasaríamos por el hotel para dejar la mochila de los bañadores. El camino de regreso esta vez lo realizamos en metro. Es la primera vez durante nuestro viaje a Budapest que usaríamos este medio de transporte. He de advertir que los revisores del metro no tienen muy buena fama por lo que deberéis sacar el billete en las máquinas expendedoras de los mismos que están en las entradas al metro y validarlas en las máquinas naranjas ubicadas en los andenes. ¡Ojo con esto último porque si no se validan os podrían multar!.

 

Metro Budapest

Desde Oktogon, donde estaba situado nuestro hotel, anduvimos hacia la plaza de la Basílica de San Esteban, allí realizamos una parada en Gelarto Rosa, una peculiar y concurrida heladería ubicada en Szent István tér 3, cuyos riquísimos helados tienen forma de rosas. ¡Absolutamente recomendables!

 

Gelarto Rosa Budapest

 

Después del helado nos dirigimos hacia Kossuth Lajos tér, una impresionante y bella explanada ajardinada en la que además del Parlamento se ubican dos impresionantes edificios decimonónicos, el Ministerio de Agricultura y Museo Etnográfico, edificado en 1896 para ejercer las funciones de Palacio de Justicia.

 

Parlamento Budapest

 

Plaza Parlamento Budapest

 

En esta inmensa explanada además se ubican dos importantes esculturas. Situada al sur se encuentra la Estatua Ecuestre de Ferenc II Rakoczi, príncipe de Transilvania que acaudilló las primeras revueltas independentistas contra los Habsburgo en 1703-1711. En el norte se sitúa la escultura de Lajos Kossuth, uno de los líderes de la rebelión anti-austriaca de 1848, que murió en el exilio en 1894.

En la parte norte de la plaza se encuentra el acceso de las visitas turísticas al Parlamento de Budapest, las entradas para la visita guiada lo podéis adquirir en este enlace:

Construido entre 1884 y 1902, el Parlamento de Budapest es el edificio más importante de la ciudad y uno de los más famosos de Europa. Es el tercer parlamento más grande del mundo después del de Rumanía y el de Argentina. Este colosal edificio posee 691 habitaciones y tiene unas dimensiones de 268 metros de longitud y 118 metros de anchura.

 

Parlamento Budapest

 

La visita al Parlamento no os llevará más de 45 minutos ya que en ella solo visitaréis tres importantes estancias:

  • La impresionante escalera principal que solo se usa para la recepción de los jefes de estado e importantes autoridades.

 

Parlamento Budapest

 

  • Contigua a la escalera principal se encuentra la sala de la cúpula. Esta espectacular sala es el centro del parlamento, está rodeada por las esculturas de los reyes de Hungría. En medio de la misma, custodiada permanentemente por dos guardias, se ubica la corona real.

 

Parlamento Budapest

 

  • Antigua Cámara Alta, actualmente utilizada sólo con fines turísticos. Si tenéis suerte como nosotros, y hay alguna conferencia o acto en la antigua cámara alta, podréis en su lugar acceder a la actual sala del Consejo de los Diputados ubicada en el ala sur.

 

Cámara de los Diputados Budapest

 

Concluida nuestra visita al Parlamento de Budapest, nos dirigimos a visitar una pequeña y bonita plaza ,justo al lado de la del parlamento. Allí se encuentra el monumento a Imre Nagy primero de los dirigentes de la Hungría comunista en abandonar el dogma estalinista e intentar liberalizar la sociedad. La escultura representa al presidente cruzando un puente simbolizando el cambio de una etapa.

 

monumento a Imre Nagy Budapest

 

Cercana a la pequeña plaza del monumento a Imre Nagy se encuentra la Plaza de la Libertad (Szabadsag Tér), una inmensa plaza donde se encuentran la Embajada de los Estados Unidos, la sede del Banco de Hungría y el edificio de la televisión estatal, además de un monumento a la Unión Soviética.

Sin embargo lo que más nos llamó la atención de esta plaza fue el memorial por los caídos en la invasión alemana, un polémico monumento que representa un águila (símbolo nazi), atacando al arcángel San Gabriel, que representa a Hungría. El mensaje que transmite este memorial es muy polémico ya que atribuye toda la culpa a los alemanes, negando el rol activo del gobierno húngaro.

Muchas son las voces en contra de este monumento desde que se anuncio su instalación, la cual se tuvo que realizar de noche. Por todo este monumento siempre tiene a sus pies alguna pancarta o símbolo en su contra como por ejemplo zapatos con piedras y fotos de judíos que perdieron la vida en la época nazi. Estos símbolos y fotografías son realmente sobrecogedores y os dejarán la piel de gallina.

 

memorial por los caídos Budapest

 

Comenzó a atardecer por lo que desde la Plaza de la Libertad nos marchamos al hotel a descansar un rato ya que esa noche visitaríamos los conocidícimos bares ruinas.

Si de Budapest no te puedes marchar sin acudir a un balneario, desde hace algunos años esa condición se extiende también a los bares ruinas, edificios semiabandonados ocupados por diversos colectivos donde tienen cabida bares, teatros, salas de exposiciones o mercadillos.

Todos estos pintorescos bares se concentran en el barrio judío, concretamente en la calle Kazinczy. Hay muchos bares ruinas el Instant, Púder, Gradio, Ankert etc… siendo el más importante el Szimpla Kert considerado por Lonely Planet como el tercer mejor bar del mundo.

 

Bares Ruinas Budapest

 

Concluimos el día tomando unas cervezas en Szimpla y no muy tarde nos marchamos a dormir.

 

Conoce el resto de nuestra visita a Budapest en los siguientes artículos:

 

VISITA A BUDAPEST (PARTE 1)

 

VISITA A BUDAPEST (PARTE 3)

 

Aún sin comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *