Parte I: Visita a Estocolmo

Puente de Diciembre, nos aventuramos y decidimos visitar la bella y fría Estocolmo. Nuestro viaje lo realizamos con Norwegian desde Málaga. Llegamos en torno a las 17:00, con la noche ya cerrada en Estocolmo. Para trasladarnos desde el Aeropuerto de Arlanda a la ciudad teníamos varias posibilidades:
La primera y más cara era tomar un taxi, pero con los precios de Estocolmo está opción la descartamos, los precios establecidos son fijos en torno a 400-500 SEK (unos 44-55 €). La segunda opción era el tren rápido Arlanda Express que une el aeropuerto con la Estación Central de Estocolmo. La duración del trayecto es de 20 minutos con hasta 6 salidas por hora. El precio es de 280 SEK (unos 30 euros) para los adultos mayores de 26 años por trayecto. Por 530 SEK (unos 56 €) se hace el mismo trayecto ida y vuelta.
La tercera opción, es sin duda la mejor y la más asequible, es el autobús con la compañía Flygbussarna (fácilmente reconocibles con su logo multicolor). Hay autobuses cada diez minutos hasta la llegada del último vuelo hasta la terminal de autobuses City Terminalen en el centro de Estocolmo.
El trayecto dura unos 45 minutos y los precios para un billete de ida rondan las 119 SEK (unos 12 euros). A estos precios se les pueden aplicar descuentos si se compra ida y vuelta, si se es joven, estudiante, etc. El billete se compra en las máquinas que hay justo antes de la salida de la terminal, nosotros los adquirimos a través de la web de Flygbussarna. Si voláis al aeropuerto de Bromma también disponéis de autobuses con salida cada 20 minutos al igual que desde el aeropuerto de Skavsta.
Una vez apeados en la estación de City Terminalen tomamos el metro desde T-Centralen hasta la estación de Slussen. El billete de metro en Estocolmo es de lo más caro que podréis encontraros, 44 SEK que al cambio viene a ser unos 4,75 €. Cerca de esta estación se encontraba nuestro alojamiento, el Anedin Hostel, un barco convertido en hotel atracado en pleno centro de Estocolmo. Lo mejor del este hotel sin duda es la ubicación, con unas vistas fantásticas del centro histórico de la ciudad y la sensación de dormir en un barco, lo peor la comodidad ya que los camarotes son pequeños, con una ducha minúscula si placa ducha y con colchones tan finos como papel de fumar. Por todo ello si buscáis comodidad y buena ubicación os recomiendo un apartamento, en este enlace podréis encontrar multitud de ofertas de apartamentos.
Una vez que acomodamos nuestro equipaje, nos dispusimos a echar un primer vistazo a Gamla Stan, el pequeño y coqueto casco histórico de Estocolmo.
Gamla Stan, el casco antiguo de Estocolmo abarca la isla de Stadsholmen, así como los islotes de Riddarholmen, Helgeandsholmen y Strömsborg. Su origen se remonta al siglo XIII, aunque la mayoría de los edificios datan de entre el 1700 y el 1800. Es un magnífico laberinto de encantadoras calles adoquinadas, callejones, casas señoriales en tonos tierra y plazas de cuento que con la minialista y exquisita decoración navideña invita a realizar decenas de fotografías.
Nuestro primer y breve paseo por Gamla Stan lo comenzamos por la bonita plaza Järntorget, la primera plaza que os encontraréis accediendo al centro histórico por el barrio de Södermalm. En esta plaza se encuentra el supermercado más barato que encontramos en nuestra visita a Estocolmo y donde podréis adquirir cualquier cosa desde deliciosos bollos a refrescos, ensaladas o agua.

 

Plaza Järntorget. Estocolmo

 


Continuamos nuestro paseo por Västerlanggatan la calle más comercial y concurrida de Gamla Stan, una calle repletas de coquetos cafes, bonitas tiendas y tiendas de souvenirs. En esta calle me gustaría recomendaros la tienda “Science Fiction Bokhandeln” ubicada en el número 48, un paraíso para los más frikis donde encontraréis todo lo relacionado con superhéroes, personajes de series como “The Walking Dead” o “Juegos de Tronos” y  personajes de cine. Podréis encontrar desde disfraces a muñecos, cómics, libros o juegos de mesa.
Tras callejear por los fantásticos callejones y calles de Gamla Stan, finalizamos nuestra breve visita del día en la que sin duda es la joya de Estocolmo, la bellísima plaza StorTorget. En esta magnífica plaza encontraréis las dos casas más famosas de Estocolmo, la casa amarilla y roja además del Museo Nobel. En navidad aquí se ubica un pequeño y delicioso mercado navideño que por desgracia debido a la hora estaba cerrado (cierran a las 17:00).
En esta plaza tuvo lugar en 1520 el llamado ‘baño de sangre’, cuando el rey Christian II de Dinamarca ordenó ejecutar a un centenar de miembros de la nobleza sueca para más tarde proceder a la invasión del país. Como curiosidad os diré que esta plaza fue popularizada por la famosa obra literaria Millennium, posteriormente llevada al cine.

Plaza Stortorget Estocolmo

gamla-stan-estocolmo

 

Tras esta visita dimos por finalizado nuestro primer día en Estocolmo. En la segunda parte de nuestro relato os contaré la visita a Gamla Stan con mucho más detenimiento y os aconsejaré los mejores y más bellos rincones de este bello trocito de la ciudad.
Nuestro segundo día en Estocolmo fue el día reservado para la visita a los museos. Los principales museos de la ciudad se encuentran en la isla de Djurgarden. Para llegar a esta isla lo podéis hacer en Ferry, lo podéis tomar en Gamla Stan en la calle Skeppsbron casi llegando a Slussplan (que es el acceso desde Gamla Stan a Södermalm), o bien a pie dando un bonito paseo por dos de las calles más caras de la ciudad, Nybrohamnen y Strandväger y accediendo a la isla de los museos por el puente Djurgards un bello puente repleto de candados de enamorados. El problema de ir a pie es la distancia, la cual llega a cansar demasiado sobre todo a la vuelta.
En nuestro camino hacia Djurgarden pudimos contemplar edificios como el Palacio Real, el parlamento o la Opera de Estocolmo, edificios que visitaríamos más detenidamente en nuestro tercer día en la ciudad.

Palacio Real EstocolmoParlamento EstocolmoOpera Estocolmo

Nuestra primera visita del día fue al que es el museo más importante de la ciudad, el Vasa. Este magnífico museo alberga un bello e impresionante barco de guerra el cual deja con la boca abierta a todo el que lo visita.
La construcción de esta nave hay que incluirla en el contexto de la Guerra de los 30 años, y el conflicto particular que dentro de la misma mantenían Suecia y Polonia. El rey Gustavo mandó construir el barco de guerra más grande de su época para el control del mar Báltico.
El Vasa, se hundió en su travesía inaugural el 10 de Agosto de 1628 tras salir de puerto habiendo recorrido apenas 1300 metros ante la presencia del rey Gustavo II de Suecia, de toda la corte y del numeroso público asistente.
Tras 333 años en el fondo del mar, se consiguió rescatar su pecio en 1961. El buque fue reconstruido y está magníficamente adornado con centenares de esculturas talladas y consta en un 98% de piezas originales.
El Vasa da una imagen única de la Suecia de principios del siglo XVII y actualmente constituye una de las principales atracciones turísticas del mundo. El precio de la entrada al Vasa son 130 SEK (14,10€).

Museo Vasa. EstocolmoMuseo Vasa. Estocolmo

La segunda visita del día fue al Museo de Skasen. Fundado en 1891 es el museo al aire libre más antiguo del mundo. El precio es de 150 SEK (16,30 €) y en él se representa la vida sueca.
Cuenta con 150 casas y granjas características del país, las que fueron desmontadas y trasladadas a estas instalaciones para exhibir su historia y tradición cultural. En nuestro recorrido pudimos encontrar edificios como la iglesia de madera Seglora del siglo XVIII, el Ayuntamiento del pueblo, la oficina de correos, la escuela o unos formidables y espectaculares molinos.

Museo de Skasen EstocolmoMuseo Skasen Estocolmo

En Bollnässtorget, la plaza central, pudimos disfrutar de un bello mercado navideño repleto de puestesitos con un delicioso aroma a chocolate. En un escenario un grupo cantaba canciones navideñas e infantiles mientras una multitud de niños con sus papis bailaban alrededor de un árbol de navidad.

Mercado navideño de Skasen EstocolmoMercado navideño de Skasen Estocolmo

Entre los atractivos de Skasen hay que destacar su zoológico, donde se pueden ver numerosos animales nórdicos como el reno, el búho, el alce, el oso, el lince, el lobo, el glotón y la foca, o al menos eso es lo que aparece en el mapa que nos entregaron a la entrada ya que en sus jaulas no había ni rastro de animales como el lobo, el oso o el arce . El museo también cuenta con un acuario con más de doscientas especies. Hay que tener en cuenta que la superficie que abarca Skasen es amplísima por lo que gran parte del día lo invertimos en visitarlo.

 

skasen-estocolmo.

 

Otros museos ubicados en Djurgarden es el Nordiska Museum, cuyo edificio es espectacular, el museo de Abba que estaba cerrado por reformas o el Museo Junbacken dedicado a las obras de la autora sueca Astrid Lindgren creadora de Pipi Cazaslargas. En este último museo estuvimos a punto de entrar pero viendo la multitud de carritos para bebes “aparcados” a la entrada pensamos que estaba dedicado sobretodo a los niños, además de esta escritora solo conocíamos la obra de la chica pecosa, pelirroja con coletas.

Nordiska Museum, EstocolmoMuseo Junbacken Estocolmo

Caminando, nos dirigimos hacia el  Fotografiska, el tercer museo que visitaríamos en este día. Antes paramos a comer en el Mcdonalds de Slussen (precio del menú 69 SEK, unos 7,50€). Llegados a este punto, os vuelvo a recomendar tomar el ferry ya que el paseo de regreso se hace realmente pesado.
El Museo Fotografiska de Estocolmo fue inaugurado en el año 2010, el precio de la entrada es de 130 SEK (14,10€). Se encuentra localizado en un edificio Art Nouveau del año 1906, hoy considerado de interés cultural, y que se usó, en otros tiempos, como control aduanero. Cuenta con un espacio de 2.500 metros cuadrados donde se realizan cuatro grandes exposiciones principales por año. Fotografiska está considerado como uno de los museos más importantes del mundo dedicado a este arte y es visitado por 500.000 personas al año.

En nuestra visita el museo se exponía parte de la colección de Martin Schoeller uno de los fotógrafos más respetados de nuestro tiempo. Su trabajo, caracterizado por un enorme impacto visual, ha aparecido en prestigiosas publicaciones como The New Yorker, Rolling Stone y Esquire. Por primera vez en Suecia, el museo Fotografiska exhibe hasta el 7 de febrero de 2016 una retrospectiva del fotógrafo alemán. La muestra presenta cuatro de sus series más icónicas, incluyendo su proyecto en curso Close Up. Pudimos disfrutar muchísimo admirando retratos de personajes tan conocidos como Obama, Rihanna, Lady Gaga, Angelina Jolie o Michael Douglas entre otros.

Colleción Martin Schoeller Fotografiska Museum Estocolmo

fotografiska-museum-estocolmo (4)

 

Además, dentro de la colección, se exponía diversas fotografías artísticas donde aparecían muchos otros personajes populares. En la misma planta pudimos contemplar una colección de fotografías de niños refugiados y niños de la calle. Todas estas fotografías se encontraban envueltas en una atmósfera de tristeza, dentro de una sala oscura, con un relato de un niño en la megafonía y una triste música de fondo. Una colección realmente impactante y sobrecogedora que llegó a ponerme los pelos de punta y que recordaré siempre. En la segunda planta del edificio pudimos disfrutar de otras diversas e interesantes exposiciones.

Colleción Martin Schoeller Fotografiska Museum EstocolmoColleción Martin Schoeller Fotografiska Museum Estocolmo

Acabamos el día paseando de nuevo por la bella Gamla Stand para conocer el mercado navideño de Stortorget del que no habíamos podido disfrutar el día anterior. También cruzamos por Riksgatan a través del imponente Parlamento, desde allí se obtienen unas fantásticas vistas de la Opera a un lado y del Ayuntamiento al otro, para acabar paseando por la comercial calle Drottninggatan en el barrio de Norrmalm. Esta calle está repleta de cafés, tiendas de souvenirs y pastelerías con escaparates que invitaban al viandante a entrar a comprar un delicioso bollo.

 

stortorget-estocolmo (1)

parlamento-estocolmo

 

estocolmo

 

Antes de finalizar nuestro relato y emplazaros a que me acompañéis en la segunda parte de nuestro viaje a Estocolmo, os dejo algunos precios de determinados productos para que juzguéis si Estocolmo es tan cara como muchos dicen.

– Lata Coca Cola en supermercado o máquina expendedora: De 9 a 15 SEK (De 1€ a 1,60 €).
– Lata de Red Bull: De 19 a 25 SEK (2,05€ a 2,70€).
– Menú McDonalds: 69 SEK (7,50€).
– Perrito caliente: 25 SEK (2,70€).
– Porción de Pizza: 46 SEK (5€).
– Botella de agua en supermercado: 15 SEK (1,60€).
– Chocolate caliente: 40 SEK (4,35€).
– Café: De 30 a 40 SEK (3,25€ a 4,35€).
– Bollo: De 5 a 25 SEK (0,55€ a 2,70€).
– Billete metro 44 SEK (4,75€).

 

Aún sin comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *