Viena en Navidad

RUMBO A VIENA

 

Puente de Diciembre, emprendimos un viaje para visitar la bella Viena. Llegamos de madrugada al aeropuerto de Viena (Austria), con un frío que pelaba y con todo nevado.

Tomamos un taxi y nos dirigimos a nuestro hotel el Derag Hotel Kaiser Franz Joseph, un poco apartado del centro de Viena pero con una rápida conexión en tranvía (linea 38) con la estación de Chonttentor, estación que está justo al lado del Ayuntamiento de Viena. Después de tener algún que otro problemilla con la habitación nos dispusimos a descansar para el día siguiente.

 

COMENZAMOS NUESTRA VISITA DE VIENA EN NAVIDAD


Nos levantamos temprano dispuestos a visitar Viena, y cual fue nuestra sorpresa….¡¡¡estaba nevando!!!, Esto nos hizo mucha ilusión porque aunque ya habíamos visto paisajes nevados, nunca habíamos visto nevar de esa forma.
Cogimos el tranvía hasta Chottentor. Nuestra primera visita fue al mercado navideño del Ayuntamiento de Viena, un mercado precioso con cabañas de madera, villancicos y adornos navideños, en el que las personas paseaban bajo la nieve tomando un ponche caliente,¡¡¡de cuento!!!. Eso, sin olvidarnos del impresionante edificio del Ayuntamiento de Viena (Ringstrasse).

Por 1€ tomamos un ponche antes de continuar el camino ( pagando 1€ más te regalaban la taza).

Justo al lado del Ringstrasse se encuentra el Parlamento de Austria un bello edificio de estilo neoclásico y en frente el Palacio de Hofburg que ha sido durante más de 600 años la residencia de los Habsburgo en Viena. En el Palacio de Hofburg visitamos el más que recomendable Museo de Sisi, en el que se cuenta la obsesión por la belleza y la rebeldía de este personaje; la Biblioteca, la cual vimos desde la puerta ya que nos pareció excesivo el precio de la entrada; y los Apartamentos Imperiales donde vivieron el emperador Francisco José y la emperatriz Elisabeth. Al igual que el museo, la visita a los apartamentos imperiales son muy interesantes y recomendables en ellos se puede visitar incluso el gimnasio que la emperatriz tenía en sus estancias.

 

palacio-de-hofburg
 parlamento-viena
 Viena

 

 Al salir del palacio nos dirigimos hacia la Karl Platz donde pudimos disfrutar del imponente edificio de la Iglesia de San Carlos Borromeo y pasear por su mercado navideño.

 

iglesia-de-san-carlos-borromeo

 

Mercado-Navidad-karlsplatz

 

Sobre las 15:30 y después de haber almorzado en un establecimiento de comida rápida ,decidimos visitar el edificio de la ópera de Viena. Para nuestra frustración solo la pudimos visitar por fuera ya que estaba cerrado.

Justo detrás de la ópera de Viena se encuentran las calles Kärntnerstrabe, Graben y Kohlmarkt tres de las calles más comerciales de Viena. Todas estaban adornadas con espectaculares adornos navideños y junto a ella la increíble Catedral de Viena (Stephansdom), justo delante un enorme árbol de navidad. Pudimos acceder gratuitamente a la catedral y contemplar su interior, íbamos a subir a su torre pero hacia mucho frío y estaba nevando por lo que decidimos no hacerlo. La torre no tenía cristaleras, ¡¡nos podíamos helar!!.

 

Viena-Adviento

 

viena

 

ALUCINANDO CON EL MERCADO DE NAVIDAD DEL AYUNTAMIENTO DE VIENA

 

Al salir ya era de noche, ¡¡solo eran las 16:30!!. La nieve nos había calado el calzado por lo que emprendimos el camino de regreso al hotel, no sin antes pasar de nuevo por el Palacio de Hofburg y el Parlamento de Austria.
Al llegar al Ayuntamiento de Viena, nos quedamos impactados con su mercado navideño y por la iluminación. ¡¡¡Aquello parecía Disneyland!!!. Había luces en todos los árboles en forma de manzana, corazones, bastoncillos etc… , casitas decoradas como “casitas de chocolate”, fuentes multicolores y una iluminación extraordinaria en el Ayuntamiento. Optamos por hacer una parada en el su mercado, considerado uno de los mercados navideños más bonitos de Europa.
Decidimos probar el ponche de Red Bull. En Austria el Red Bull se toma como aquí la cocacola, ¡¡por algo es un producto nacional!!. A pesar de que debo reconocer mi adicción a dicha bebida, su ponche no me gustó nada…..¡¡¡estaba malísimo!!!. Después de esta decepción y de empacharnos de maronis (castañas), regresamos al hotel.

 

viena-parlamento

 

ayuntamiento-viena

 

ayuntamiento-viena

 

VISITA AL PALACIO DE SCHÖNBRUNN


Segundo día, amaneció con un sol radiante, algo raro en Viena. Nos dispusimos a visitar el Palacio de Schönbrunn, el cual estaba algo alejado del centro de Viena, ya que era la residencia de verano de los emperadores en la ciudad. Al llegar nos encontramos con que el palacio tenía su propio mercado navideño y su propio árbol de navidad gigante.
Compramos los tickets para el tour Imperial. Estos indicaban la hora de acceso, la nuestra sería a las 18:00, por lo que dedicamos el tiempo a visitar los jardines del palacio. Estaba todo nevado no como en las postales en primavera en las que sale todo muy colorido, pero eso no fue impedimento para que nos encantara. Los jardines tienen una impresionante fuente, y justo al final, en la cima de una colina, un mirador donde la familia imperial tomaba el té. Las vistas desde allí eran increíbles, se veía casi toda Viena. Lo más entretenido, fue la bajada de la colina ya que al estar todo nevado, la gente resbalaba y había que ir sorteando varios obstáculos..¡¡todo muy divertido!!. Para los amantes de las pelis de Sisi decir que en estos jardines se rodaron sus famosas películas.

 

Schönbrunn-viena

 

Schönbrunn-viena

 

Para hacer tiempo mientras que llegaba la hora de entrada a palacio, fuimos a visitar el residencial Hundertwasserhaus, un edificio muy original y colorido algo apartado del centro de Viena y que me recordaba a la arquitectura de Gaudí. Justo en frente se encuentra una pequeña y coqueta galería comercial, aunque un poco cara.

 

Hundertwasserhaus Viena

 

Después nos dirigimos a visitar el edificio de la Secesión. Justa al lado, se encuentra el naschmark, el mercado más conocido de Viena . El Naschmark es un mercado al que sus frutas, carnes y verduras le dan un colorido especial. Ya que estábamos allí, decidimos almorzar en uno de sus puestos de venta de comida. Al terminar regresamos de nuevo al Palacio de Schönbrunn para visitar su interior.

 

Edificio de la Secesión Viena

 

Las estancias del Palacio de Schönbrunn al estilo rococó son increíblemente bellas y están cargadas de historia. Al igual que la visita a las estancias del Palacio de Hofburg, la visita a Schönbrunn, es una visita altamente recomendable. Al concluir, empapados de la historia de la familia imperial hicimos una parada en el mercado navideño del palacio para tomar un ponche y comernos unas maronis.

 

mercado-viena

 

DE COPAS EN MUSEUM QUARTIER

 

Ya, bien entrada la noche nos dirigimos a Museum Quartier, unas galerías en cuyo patio interior se ubican los locales de moda de Viena. Al llegar nos llevamos un pequeño chasco ya que estos locales no eran más que unas carpas montadas en las que la gente se agolpaba para tomar una copa.

Después de tomar una copa, abandonamos Museum Quartier, no sin antes parar en su mercado navideño para volver a comer…. ¡¡¡maronis!!!, y después, vuelta al hotel.

 

PALACIO DE BELVEDERE

 

Ultimo día en Viena, salimos muy temprano del hotel para visitar el Palacio de Belvedere residencia de verano del Príncipe Eugenio de Saboya. Hacia un frío tremendo, ¡¡¡11º bajo cero!!!. Al llegar al palacio nos encontramos con un exterior majestuoso, sin duda uno de los palacios más bellos del mundo. En el interior del mismo se exponía “El Beso” de Gustav Klimt. Sin embargo, debido a que dicho interior no tenía mayor interés que el de la obra expuesta, y que el precio era excesivamente alto, optamos por no entrar.
Después de admirar algunos muñecos de nieve que se encontraban en los jardines del palacio (entre ellos un Doraemon), nos dirigimos al centro para ver el Reloj de Ancla o Ankeruhr. Allí parecía que iban a dar las campanadas de fin de año, había bastante gente esperando al espectáculo del reloj, y cuando el dichoso espectáculo comenzó……¡¡¡nos quedamos a cuadros!!!, ¿¿habíamos pasado tantísimo frío esperando para eso??, ¡¡¡que horror!!!, en mi opinión el “espectáculo” del reloj es poco o nada recomendable.

 

Schönbrunn-viena
 Schönbrunn-viena3

 

DIVIRTIÉNDONOS EN EL PRATER

 

Después del chasco del reloj, y helados de frío, accedimos en una conocida cadena de cafés para poder entrar en calor. Al salir, caminando un rato, dimos por casualidad con la Cripta Imperial, a la que después de pensarlo no entramos debido al escaso interés que nos despertaba y  a que no estaba entre nuestros planes.

De nuevo cogimos el metro para dirigirnos al Prater, el parque de atracciones más antiguo de Viena y de Europa. Debido a la época del año, casi todas las atracciones estaban cerradas, excepto su famosa noria que es uno de los símbolos de Viena. Esta noria, logró sobrevivir incluso a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, aunque eso si, salió muy perjudicada. Por unos cuantos euros subimos a la noria y pudimos disfrutar de unas impresionantes vistas de Viena nevada. Si os apetece cenar en la noria u organizar una pequeña fiestecita, también podéis hacerlo ya que algunas de sus cabinas están preparadas para ello.

 

Viena-parque

 

DESPIDIÉNDONOS DE VIENA EN NAVIDAD

 

La jornada la concluimos de nuevo visitando las calles comerciales del centro de Viena y el mercado del Ayuntamiento, donde pudimos disfrutar de nuestro último ponche y por supuesto de nuestras últimas maronis. Después regresamos al hotel ya que al día siguiente tomábamos el avión muy temprano.

En resumen; Viena es una ciudad Imperial que merece la pena visitar para empaparse de historia. Con monumentos y edificios impresionantes muy parecidos a los de Madrid. A pesar del frío, no cambiaría la fecha de mi visita ya que a la belleza de esta extraordinaria ciudad, en diciembre se le une el espíritu navideño de sus calles, mercados y gentes.

 

Enlaces de interés:

 

disfrutaviena

minube

losapuntesdelviajero

 

3 Comentarios
  • Carmen
    Febrero 8, 2017

    Tomamos nota para las próxima navidades ya que estamos pensando visitar Austria. Saludos

  • Pruden
    Enero 14, 2016

    Hola! Gracias por ponernos en los enlaces de interés 🙂 Tiene que molar Viena con nieve. Hemos estado un par de veces, pero nunca con nieve. Un saludo!

    • Los Viajes de Domi
      Enero 14, 2016

      Hola, No hay de que!!. Viena con nieve es fantástica!!. Intentamos contar nuestra experiencia lo mejor posible pero como verás nuestro blog está ahora un poco “manga por hombro” debido a una reciente migración de plataforma. Poco a poco lo iremos depurando!. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *