Parte II: Visita a Estocolmo

Segundo día de visita a Estocolmo, nos levantamos con un sol radiante y unos cuantos grados menos que el día anterior. Este día de visita a Estocolmo, lo íbamos a dedicar por completo al centro histórico de la ciudad y sus alrededores.

La primera visita a Estocolmo del día la realizamos a Monteliusvagen, un mirador natural donde se obtienen las mejores vistas de la ciudad. Esta fabuloso observatorio se encuentra a tan solo 8 minutos caminando de la estación de metro de Slussen. Las geniales vistas nos permitieron realizar decenas de bellas fotografías.

 

Monteliusvagen, Estocolmo

 

Desde Monteliusvagen cruzamos por el paseo Södra Järnvägsbron, junto a Centralbron, hacia Gamla Stan para dirigirnos a la Isla de los Caballeros donde se encuentra ubicada la que sería nuestra segunda visita a Estocolmo del día, Riddarholmskyrkan, una bella iglesia del siglo XIII que sirve como panteón a los reyes suecos. Desgraciadamente no pudimos entrar ya que la iglesia cierra varios meses al año.

 

iglesia-estocolmo

 

A continuación nos dirigimos por la calle Storkyrkobrinken hacia nuestra siguiente visita en Estocolmo, la catedral. Esta calle es en pendiente por lo que podréis obtener una bella imagen de la única torre del templo.

 

catedral-estocolmo

 

La sobria catedral de Estocolmo, conocida en Suecia como Storkyrkan (literalmente Gran Iglesia) o Sankt Nikolai kyrka (Iglesia de San Nicolás), data del S. XIII, siendo la más antigua de Estocolmo. En su interior destaca una impresionante imagen de madera de San Jorge y el dragón, presumiblemente del siglo XV. La escultura representa la luz y la oscuridad, lo bueno y lo malo, lo demoníaco y lo angelical de la condición humana. Además sirve de relicario, pues contiene unas supuestas reliquias de San Jorge y otros santos. En este templo han tenido lugar diversos enlaces reales como el de Victoria de Suecia.

Escultura San Nicolás y el Dragón Catedral Estocolmo

Justo al lado de la catedral se encuentra la bella y colorida plaza Stortorget, otra de nuestras visitas en Estocolmo, la cual visitamos de noche el día anterior. Una vez más esta coqueta plaza nos volvió a dejar boquiabiertos ya que sus colores con la luz del día son aun más bellos. Debido a la hora, sobre las 11:30, algunos de los puestesitos del mercado permanecían aun cerrados.

 

Stortorget, Estocolmo

 

Muy cerca de Stortorget se encuentra el Palacio Real a donde nos dirigimos para presenciar su cambio de la guardia. Este desfile tiene lugar en la parte trasera del palacio y en teoría es a las 12:00, aunque este no comenzó hasta pasadas las 12:20. Al igual que me pasó con el de Londres, me aburrí un poco, sinceramente creo que no merece la pena esperar, sobre todo cuando las temperaturas son bajas, para presenciar un espectáculo rancio, manido y poco vistoso.

 

Palacio Real, Cambio guardia Estocolmo

 

Arrecidos de frío, y con los pies congelados por estar parados en el Palacio Real, nos dirigimos al Ayuntamiento de Estocolmo. Como el día anterior, atravesamos el Parlamento de la ciudad por Riksgatan hacia el barrio de Norrmalm y desde allí al Ayuntamiento. Es aquí, en una de las esquinas de Riksgatan, donde se encuentra una de las esculturas que más impacto me han causado en nuestra visita a la ciudad, se trata de una escultura con la cara de un animal representado a un indigente que llega a poner los pelos de punta.

 

escultura-estocolmo

 

Cuando llegamos al Ayuntamiento de Estocolmo, comprendimos porque es una de las construcciones más importantes de Suecia. Se trata de un impresionante edificio construido al estilo nacional-romántico en el que se emplearon más de ocho millones de ladrillos rojos. Fue inaugurado el 23 de junio de 1923, durante la celebración del 400 aniversario de la llegada de Gustavo Vasa a la ciudad. Inspirado por los palacios renacentistas italianos, el arquitecto Ragnar Óstberg quiso que la casa del Ayuntamiento fuera construida alrededor de dos “piazzi”, la Sala Azul y el Jardín burgués desde donde podréis obtener la típica imagen que todos tenemos en la retina de Estocolmo. Desde este punto pasamos un rato haciendo decenas de magníficas fotografías. Esta sin duda es una de las visitas en Estocolmo más importantes.

 

ayuntamiento-estocolmo
Vistas desde el ayuntamiento Estocolmo
ayuntamiento-estocolmo.

 

La visita guiada al edificio es en inglés y nos constó 120 SEK (13,02€). El tour comienza en la Sala Azul, que es donde se entregan los famosos Premios Nobel cada 10 de Diciembre. Como curiosidad os contaré que en un principio la sala se proyectó para ser de color azul pero cuando el arquitecto contempló el bello color carmín de los ladrillos decidió dejarla así, por lo que la Sala azul es realmente roja. En esta sala pudimos ver entre focos y cabes, ya que lo estaban preparando todo para los premios Nobel, el que es uno de los mayores órganos de Europa del Norte, con unos 10.000 tubos y 135 registros.

Sala Azul, Ayuntamiento Estocolmo

La siguiente estancia que visitamos fue la Sala del Consejo, donde se reúne el consejo municipal de Estocolmo. Lo más llamativo de esta sala es su techo, el cual parece una cabaña del tiempo de los vikingos.

Por último, pudimos visitar la que es sin duda la sala más vistosa e impresionante del edificio, el Salón Dorado. Este salón se esconde detrás de dos portones de cobre los cuales pesan una tonelada cada uno. Sus paredes están decoradas con más de 18 millones de pedacitos de mosaico en vidrio y oro siendo presidida por la figura de Estocolmo “La Reina de Mälaren“. El edificio consta de varias estancias más, sin embargo finalmente no pudimos visitarlas todas, a pesar de que dichas salas aparecen en el panfleto que te dan a la entrada, estas no se incluyen en el tour.

Abandonamos el ayuntamiento y nos dirigimos de nuevo a Gamla Stan dispuestos a perdernos por sus innumerables callejones. Una vez más, recorrimos Västerlanggatan, la calle principal del casco histórico de Estocolmo. De nuevo nos deleitamos con sus coquetos y bellos cafés y tiendesitas. En nuestro recorrido por esta calle, casi llegando a la plaza Järntorget, nos encontramos con Marten Trotzigs Grand, el que es con apenas 90 centímetros el callejón más estrello de Estocolmo. Este graffiteado y pequeño callejón nos condujo a través de sus 39 pequeños escalones hacia Prästgatan, calle por donde discurría la antigua muralla de la ciudad.

 

callejon-estocolmo

 

En nuestro recorrido por Gamla Stan, nos encontramos con Tyska Kyrkan, una bella iglesia alemana con un interior de estilo barroco que no os podéis perder. Debido a la época había programado una serie de conciertos con coros navideños.
El centro histórico de Estocolmo esta compuesto por decenas de pequeñas calles con fachadas en tonos tierra que invitan a perderse por ellas. Algo muy curioso, y que delata el gran nivel de seguridad existente en la ciudad, son las muchas bicicletas que encontramos en las calles todas ellas sin candados.

 

bicicletas-estocolmo (1)

 

calle-estocolmo

 

bicicletas-estocolmo (4)

 

Otro punto fundamental del casco histórico es la pequeña plaza de Köpmanbrinken, donde se encuentra una réplica de la escultura de San Jorge y el Dragón. Atravesando esta pequeña plaza, a un nivel inferior, encontramos la calle Österlånggatan, una calle considerada en numerosos rankings como una de las más bellas de Europa. Esta bonita calle esta salpicada, al igual que todo el casco antiguo, por numerosos cafés y boutiques. En el número 51 se sitúa desde 1722 el restaurante Den Gyldene Freden, recogido en el Libro Guinness de los Récords como uno de los más antiguos del mundo y cuyo interior se conserva intacto.
Österlanggatan Estocolmo
Österlånggatan-estocolmo
 Gamla Stan Estocolmo
Finalizado nuestro recorrido por Gamla Stan, y con la noche bien entrada, nos marchamos hacia Södermalm, el barrio más moderno, vintage y retro de Estocolmo además del más poblado de toda Escandinavia.

La calle principal de Södermalm es Götgatan, esta calle es la más larga de la ciudad, comenzando cerca de la estación de Slussen y atravesando toda la isla hacía medborgareplatsen. Esta calle es también una de la más bulliciosas de Estocolmo con muchísimas tiendas, cafés, cines, restaurantes y centros comerciales. Es una avenida de moda donde pasean muchísima gente chip. A medida que avanzábamos por Götgatan divisábamos más claramente Globen, el estadio circular cerrado más grande del mundo, situado en la siguiente isla pero visible desde muchas partes de la ciudad. Entramos en uno los centros comerciales que nos encontramos en nuestro camino, y dentro pudimos deleitarnos con la explosión de color y olor de un mercado situado en la planta baja.

 

Götgatan Estocolmo

 

Para concluir el día y nuestra visita a Estocolmo, volvimos sobre nuestros pasos hacia Slussen y desde allí nos dirigimos de nuevo a Monteliusvagen para contemplar las vistas de la ciudad pero esta vez de noche.
Finalmente regresamos a nuestro hotel con la sensación de haber visitado en estos dos días una de las ciudades más coquetas de Europa. Una pequeña ciudad que se puede recorrer fácilmente a pie en un par de días, incluyendo la visita de dos o tres museos, y en la que los precios, aun siendo altos, no son tan exagerados como hace unos años.

 

Si quieres conocer la primera parte de nuestro viaje a Estocolmo, visita este artículo:

 

VISITA A ESTOCOLMO (PARTE 1)

 

 

2 Comentarios
  • xavier
    Agosto 24, 2016

    que elegirias para visitar antes edimburgo o estocolmo?

    me ha encantado tu blog. Gracias

    • Los Viajes de Domi
      Agosto 24, 2016

      Hola Xavier.
      Las dos son preciosas pero puestos a elegir me quedo con Edimburgo. Escocia es preciosa y su capital una de las ciudades más bellas de Europa. 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *