Un día en la piscina del Marina Bay Sands

En nuestro paso por Singapur decidimos darnos un capricho y alojarnos en uno de los hoteles más lujosos y conocidos del planeta. Había oído hablar tantas veces de la piscina del Marina Bay Sands que no podía dejar pasar la ocasión de visitarlo y hospedarme en él. Nunca antes había escrito de un hotel en mi blog pero hasta ahora tampoco me había alojado en un hotel tan glamuroso e impresionante como este, en el que solo su piscina merece un artículo.

 

INSTALACIONES DEL MARINA BAY SANDS

 

El Marina Bay Sands es un complejo formado por 3 enormes torres de 55 plantas cada una que sustentan una enorme plataforma de 340 metros de largo llamada Sands Skypark y que finaliza en  un mirador en uno de los lados con la mayor plataforma pública en voladizo del mundo, sobrevolando la torre norte unos 67 m.

Al llegar al hotel no solo quedamos asombrados por su extraordinario exterior sino también por su impresionante hall de entrada.

 

 

HOTEL MARINA BAY SANDS

 

Es en las tres enormes torres donde se encuentran las 2.560 habitaciones cuyo precio por noche puede rondar los 450€ la habitación estándar, o sea la más barata.

En la habitación encontraréis todo lo necesario para una confortable estancia; una cama cómoda y enorme, un bonito cuarto de baño, albornoces, una televisión gigante, caja fuerte, minibar, un buen wifi y para mí lo más importante, una geniales vistas al Gardens Bay by the Bay o a la Bahía de Singapur.

 

Hotel Marina Bay Sands Singapur

 

Deberéis saber que las vistas a la Bahía de Singapur conllevan un suplemento, no así las vistas a los jardines y los Super Árboles.

 

Todo glamour y lujo tiene algún punto negativo y el del Marina Bay Sands son tres:

  • No tienen botones para subir el equipaje a la habitación.
  • No disponen de habitaciones para tres, solo dobles con supletoria.
  • El horario de check-in es a las 15:00 y el de check-out a las 11:00.

 

Hotel Marina Bay Sands Singapur

 

Hotel Marina Bay Sands Singapur

 

 
Reservar hotel económicoPuedes reservar habitación en el Marina Bay Sands de Singapur, uno de los hoteles más impresionantes de Asia AQUÍ

 

 

CASINO MARINA BAY SANDS

 

El Marina Bay Sands cuenta con el primer casino que consiguió instalarse en la ciudad, haciendo de Singapur una alternativa a Macao, hasta ahora principal destino de los jugadores asiáticos.

Desarrollado por Las Vegas Sands, propietarios de alguno de los casinos más importantes del mundo, está considerado como el casino independiente más costoso del planeta. Cuenta con más de 2.300 máquinas y 13 modalidades de juegos de mesa representados en más de 500 mesas.

 

Casino Marina Bay Sands Singapur

 

CENTRO COMERCIAL MARINA BAY SANDS

 

El Marina Bay cuenta con uno de los centros comerciales más grandes y lujosos del planeta comunicado directamente con el hotel y con el moderno metro de Singapur.

En este centro no solo encontrareis las marcas más glamurosas de la moda, sino también lugares donde comer, supermercados, o una impresionante y original fuente en forma de embudo cuya agua cae sobre un canal donde navegan góndolas y que comunica también con el hotel.

 

Horario de los paseos en góndola: De 11:30 a 20:30

 

Precio: 10€ por persona.

 

Desde la plataforma que da acceso al centro comercial es de donde mejor podréis ver el espectáculo de luz y sonido que tiene lugar de Lunes a Viernes a las 20:00 y 21:00, Sábados y Domingo a las 20:00, 21:00 y 22:00.

 

Centro Comercial Marina Bay Sands Singapur

 

OTRAS INSTALACIONES DEL MARINA BAY SANDS

 

El complejo también cuenta con un museo de Arte y Ciencia construido junto al hotel y que tiene la forma de una flor de loto, y un centro de convenciones y exposiciones de 120.000 m².

 

Horario: De 10:00 a 19:00

 

Museo Arte y Ciencia Marina Bay Sands. Singapur

 

PISCINA DEL MARINA BAY SANDS

 

Además de su diseño, la estrella del Marina Bay Sands es su espectacular piscina infinity de 150 metros, ubicada en la plataforma del Sands skypark, en el piso 57, a una altura de 200 metros y que está considerada una de las mejores piscinas del mundo.

La piscina del Marina Bay Sands fue la verdadera razón por la que nos alojamos en este magnífico hotel. El motivo es que sin ser huésped del hotel puedes acceder al mirador y a los restaurantes Cé La Vi y Spago By Wolfgang Puck del skypark pero no así a la piscina.

 

Horario del Observatorio del SkyPark: 

De Lunes a Jueves de 9:30 a 22:00

De Viernes a Domingo de 9:30 a 23:00

 

Precio: 

Adultos $23

Niños $17

Mayores de 65 años $20

 

No podrás acceder a la piscina del Marina Bay Sands sin estar alojado en el hotel

 

Al realizar el registro os darán una tarjeta magnética para cada uno de los huéspedes, con ella podréis tomar el ascensor pasándola por un detector. Tras dos ascensores, deberéis tomar uno hasta la planta 54 y otro hasta la 57,  llegaréis al skypark donde tendréis que volver a utilizar la tarjeta para pasar el control de entrada a la piscina del Marina Bay Sands.

Nosotros al llegar al hotel lo primero que hicimos es colocarnos el bañador, el albornoz y las zapatillas blanco nuclear que encontramos en la habitación, y como en una excursión tomamos los distintos ascensores hasta el skypark. Era muy divertido ver como en cada parada del ascensor se montaban huéspedes que se dirigían a la piscina, todos ataviados con el mismo albornoz que nosotros.

 

 

Al acceder a la piscina del Marina Bay Sands, quedamos muy impresionados, ¡era enorme! Su diseño, de estilo“Infinity”, esconde el borde y el horizonte se fusiona con el agua creando una imagen realmente increíble. Además, el agua al rebosar parece caer fuera de la estructura pero no es así ya que es recogida por un sistema para devolverla a la piscina.

En un lateral de la misma los huéspedes descansaban en hamacas, algunas de las cuales estaban dentro de la piscina, y todo a la sombra de bellas palmeras. Los camareros iban de aquí para allá sirviendo copas, snacks y refrescos. Además también había una pequeña tienda de souvenirs y un stand donde prestaban toallas de forma gratuita.

La piscina del Marina Bay Sands se encuentra dividida en dos zonas, una destinada al baño de los más peques y otra para adultos. Nosotros optamos por esta segunda zona. Aunque era en la que más gente había, no nos agradaba que un «adorable chinito con manguitos» chapoteara a nuestro lado y nos mojara el móvil.

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

En la parte que daba a los Gardens by the Bay encontramos dos pequeños jacuzzis que estaban a rebosar de huéspedes chinos y no nos pudimos meter ¡Ojo, no tengo nada en contra de estos simpáticos orientales pero es que vayas donde vayas ahí están, acaparándolo todo!.

 

Sin duda lo mejor de esta piscina son sus magníficas vistas a la bahía de Singapur

 

Pudimos realizar decenas de fotografías, ¡y todo sin tener cámara acuática! Los 1,20 metros de profundidad de la piscina propiciaba que pudiéramos meternos en ella con el móvil para realizar fotos.

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

El horario de la piscina del Marina Bay Sands es de 6:00 de la mañana a 23:00 de la noche por lo que tendréis tiempo de sobra para disfrutarla.

 

La piscina no cierra ningún día salvo que hubiera alguna tormenta eléctrica para no «freir» a los visitantes.

Por cierto, hablando de accidentes, os recomiendo no viajar sin un buen seguro de viaje, sobre todo a países como este en el que la sanidad cuesta un ojo de la cara. Por ser lector de este blog, con el código LOSVIAJESDEDOMI, tendrás un 20% de descuento en la contratación de tu seguro con Intermundial.

 

Seguro de Viajes. Los viajes de Domi

 

Si las vistas por el día son fantásticas, cuando el sol cae y las luces de los edificios se encienden, son aún mejores.  Aunque el clima de Singapur es muy cálido, al anochecer a 200 metros de altura hacía un poco de fresco, aun así no nos importó, y nos volvimos a zambullir en la piscina para realizar decenas de fotografías.

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

Piscina Marina Bay Sands Singapur

 

Hasta aquí el relato de un día alucinante en uno de los hoteles más impresionantes del planeta. Una experiencia recomendable al 100%, y es que visitar Singapur y no zambullirse en la piscina del Marina Bay Sands creo que es igual que ir a París y no subir a la Torre Eiffel.

 

Además de la piscina del Marina Bay Sands, si quieres conocer más sobre mi visita a Singapur no te pierdas este artículo:

Que ver en Singapur en 2 días

 

 

ORGANIZA TU VIAJE MÁS BARATO

 

Reservar hotel económico

  Reserva AQUÍ el hotel más barato

 

Buscar vuelo barato

 

Reserva AQUÍ tu vuelo

 

Alojamiento. Los Viajes de Domi

 

Reserva tu AQUÍ tu apartamento, casa o piso 

 
Contrata tu seguro de viaje
 

Contrata AQUÍ tu seguro con un 20% de descuento

 

Bnext. Los viajes de Domi

 

AQUÍ tu tarjeta de viaje 100% gratuita

 
Reserva visitas guiadas
 

 Reserva la mejores visitas guiadas AQUÍ 

 

 

Busca coche de alquiler

Ahorra en el alquiler de tu coche AQUÍ

 

 

 

2 Comentarios
  • Latitudes Infinitas
    mayo 28, 2018

    Madre mía, qué maravilla de piscina!!! Lo que daría por pegarme un baño ahora mismo ahí con esas vistas!!!!

    • Los Viajes de Domi
      mayo 28, 2018

      Como dices es una auténtica maravilla. ¡Las vistas de noche de la bahía de Singapur no tienen precio! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *